Foto Especial

Compartir

Jonathan Nácar

Tal parece que el anhelo del presidente Enrique Peña Nieto de entregar la Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) antes de culminar su gobierno será una realidad. Este jueves, la Secretaría de Marina Armada de México informó que el avance en la construcción de este buque, diseñado para operaciones de búsqueda y rescate, así como para acciones defensivas y ofensivas contra el narcotráfico y el crimen organizado, tiene un avance de 78%. Se prevé que para este noviembre se realice el lanzamiento y abanderamiento de la embarcación.

El pasado 18 de septiembre, durante la inauguración del primer Centro de Entrenamiento Avanzado de la Armada de México en Valle de Bravo, municipio del estado de México, el presidente Peña Nieto dijo ante los titulares de las Fuerzas Armadas que, “espero poder entregar el POLA, el buque más importante que será botado en nuestros mares para salvaguardar la seguridad interior y la soberanía nacional”, como parte de la modernización y fortalecimiento de las capacidades de la SEMAR.

Una semana después, la dependencia informó que luego de que el pasado 31 de agosto se recibió en el Astillero de Marina número 20, el segundo y último módulo del casco construido en Holanda, el cual corresponde al puente de mando del buque, avanzó el proyecto de construcción de la Patrulla Oceánica de Largo Alcance, la cual contempló una inversión de alrededor de los 6 mil millones de pesos.

Para el montaje de dicha pieza sobre el casco del buque se ocuparon alrededor de tres horas, la POLA quedó a flote por ese tiempo para abarloar el buque que trasladó el módulo y de esta manera efectuar la ensambladura, una vez colocado la embarcación quedó nuevamente en sus calzos en el dique seco del Astillero de Marina número 20.

La Secretaría de Marina informó que de los seis módulos que integran la Patrulla Oceánica de Largo Alcance, cuatro se construyeron en el Astillero de Marina número 20, así como el ensamble total de los módulos, y los dos restantes en Holanda en astillero de la empresa Damen, como parte de la asociación entre la dependencia y el astillero holandés a fin de compartir tecnología; a fin de que en el futuro sea posible modernizar y especializarse en la fabricación de embarcaciones para la Armada de México, así como en el sector público y privado.

En referencia a la puesta en operaciones de POLA, la cual estará artillada con un sistema de misiles tácticos antibuques, la SEMAR reiteró: “al contar con este tipo de unidades, esta Fuerza Armada quedará en posibilidades de realizar Operaciones de Búsqueda y Rescate de Largo Alcance, de Mantenimiento de la Paz, para la Seguridad y Defensa Nacional, así como participar en Ejercicios Multinacionales”.

Se prevé que el próximo 23 de noviembre, a una semana de que culmine el mandato de Enrique Peña Nieto, se realice la botadura y abanderamiento de la embarcación. Durante 2019, se plantea que la embarcación entre en una fase de alistamiento para efectuar la instalación y pruebas de los diferentes sistemas y equipo, y será hasta el primer cuatrimestre de 2020 cuando entrará completamente en operaciones. RB

Compartir