Compartir

Manuel Lino / Los Intangibles.com

Lo más probable es que la próxima pandemia tenga su origen en el África subsahariana o en el sur y sureste de Asia. También es probable, aunque menos, que el origen sea en las regiones tropicales de América Latina; hacia el sur, hasta Bolivia, y hacia el norte hasta la región centro de México. 

Esta es la conclusión a la que llega un grupo de investigadores de la Universidad de Sydney con académicos del Reino Unido, India y Etiopía, que recientemente hicieron el mapeo de las probabilidades del surgimiento de lo que sería la próxima pandemia, que publicaron en la revista One Health y que pusieron las listas de ciudades para las zonas de alerta amarilla, naranja y roja disponibles en acceso abierto.

Si bien no es posible predecir el surgimiento de las enfermedades epidémicas, sí es posible asignar una cierta probabilidad de acuerdo a las condiciones que se tienen en las distintas regiones del mundo.

Los investigadores consideraron las interfaces entre la vida silvestre y los humanos con animales domésticos como posibles intermediarios (pues la mayor parte de las enfermedades nuevas provienen de animales) con áreas de resultados de salud humana deficientes y ciudades altamente globalizadas.

Un factor importante para que se dé el paso de un brote epidémico a una pandemia son “los sistemas de salud humana y la globalización para mostrar dónde los efectos de contagio podrían no identificarse y conducir a la diseminación en todo el mundo y nuevas pandemias”, dijo en un comunicado Michael Walsh, especialista en salud pública de la Universidad de Sydney. 

Casi la mitad de las ciudades más conectadas del mundo se encuentran entre los puntos críticos. Entre el 14 y el 20% de estas ciudades se encuentran en áreas con una infraestructura de salud deficiente, lo que significa que es probable que los brotes infecciosos no se notifiquen. 

El parámetro para evaluar los sistemas de salud de los distintos países fue la mortandad infantil, por lo que México, que por los demás criterios alcanzó el nivel naranja de alerta, no llegó a la alerta roja.

Compartir