FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

El pleno del Congreso de de la Cámara de Diputados de Oaxaca aprobó este día la prohibición de la distribución, venta, suministro y regalo de bebidas azucaradas y alimentos chatarra. De esta forma con 31 votos a favor y después de 12 meses de discusiones los legisladores del estado acordaron esta situación.


Con esto la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca para restringir el consumo de de estos productos fue reformada. La modificación que se aprobó fue la adhesión del artículo 20 bis a esta legislación local. Ahora, el ejecutivo de Oaxaca debe promulgarla para que pueda entrar en vigor.


Desde el año pasado se discutía en el pleno del Congreso esta reforma, la cual tuvo mayor aceptación de los legisladores debido a que las personas con obesidad y diabetes son las más vulnerables al Covid-19.

Ahora, Oaxaca se convirtió en el primer estado del país en aprobar esta prohibición. Los legisladores oaxaqueños coincidieron que se trata de un asunto de salud pública, no de un capricho.

LEE TAMBIÉN: Líbano declara estado de urgencia por dos semanas en Beirut


Si bien los legisladores, más de organizaciones civiles en el país, la ONU y la Unicef se congratularon por esta medida, los comerciantes y empresarios han manifestado su desacuerdo con esta situación. Estos dos sectores argumentan que la prohibición de estos productos dañará la economía del estado, situación que lamentaron sobre todo en estos momentos de la crisis sanitaria.

De hecho hoy se manifestó afuera del Congreso estatal un grupo de comerciantes, quienes pedían aplazar la aprobación de esta reforma. Los inconformes señalaron que el diálogo debe caracterizar este tipo de temas que involucran a varios sectores de la sociedad. Los comerciantes aseveraron que la prohibición alimenta la corrupción.


Por ejemplo, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) externó su rechazo a la reforma y le pidió ayer a los legisladores del Congreso dejar la discusión para aprobar esta medida.


La organización empresarial señaló que las barreras a la competencia y la libre concurrencia serán una problemática; además, indicó que no existe un argumento sólido para darle luz verde a la prohibición y que los legisladores no tomaron en cuenta las solicitudes de audiencia que presentaron. GA


ES DE INTERÉS:

Compartir