FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

Migrantes llegan a ofrecer hasta 7 mil pesos para comprar a menores de edad en Tijuana, Baja California, para garantizar un cruce más seguro a Estados Unidos y evadir detenciones prolongadas.

El diario estadounidense San Diego Union-Tribune documentó que varios refugios en esta ciudad fronteriza se mantienen alertas ante el ofrecimiento que han recibido varías madres centroamericanas para vender a sus hijos.

No puedo ir a trabajar porque no puedo apartar la vista de mis hijos», dijo Antonia Portillo Cruz, una migrante de 44 años de Honduras que dijo que los hombres han asistido al refugio donde se encuentra con su familia. 

La mujer narró que fue testigo de cómo algunos hombres preguntaban a las mujeres en el refugio sobre la compra de sus hijos.

Según los directores de los refugios, migrantes y autoridades policiales de Tijuana, adultos han hecho ofrecimientos a madres solteras y a niños y adolescentes que viajan sólo para hacerse pasar por ‘unidades familiares’ y tener ventajas al momento de solicitar asilo humanitario.

Hombres han llegado al refugio de la Iglesia Embajadores de Jesús en Tijuana y han ofrecido unos 7,000 pesos mexicanos, o 350 dólares, para comprar un niño para cruzar a los Estados Unidos.

Cuando los migrantes son detenidos en la frontera con sus hijos, explica el medio, son detenidos por unos días antes de ser liberados, mientras que los adultos que cruzan solos la frontera pueden enfrentar meses de detención.

El pastor Gustavo Banda, director local de un refugio en Tijuana, dijo que hombres que parecen ser haitianos y centroamericanos son quienes han llegado hasta el lugar y hecho ofrecimientos, mismos que las mujeres no han aceptado.

En tanto, en el refugio de Agape Misión en el sur de Tijuana, el pastor Albert Rivera informó que han reportado a las autoridades locales sobre presuntos grupos criminales que buscaban a menores no acompañados para llevárselos.

Dijo que los criminales ofrecen dinero a los menores para emparejarse con un adulto para que ambos puedan cruzar como una unidad familiar.

«Uno de los problemas es que el gobierno del estado de Baja California no tiene un sistema para monitorear a estos niños no acompañados, por lo que no tienen idea de cuántos están aquí y no tendrían idea si faltaban algunos», señaló.

El San Diego Union-Tribune informó que un portavoz de la policía municipal de Tijuana confirmó los informes y dijo que las autoridades federales están investigando el tema.

Estados Unidos detectó 46 casos de fraude familiar en 2017, y para 2018 este fenómeno creció a 600 casos, según los datos del Departamento de Seguridad Nacional.EM

ES DE INTERÉS |

Compartir