Compartir

Redacción ejecentral

logo

María Idalia Gómez, Jonathan Nácar y Mónica Villanueva

Desde la oficina del vocero del Presidente Enrique Peña Nieto opera una asociación civil con un financiamiento desconocido, con fines de propaganda. Se llama “Yo Muevo a México” y tiene como objetivo promover en México y el mundo los programas y políticas públicas del gobierno. Opera desde hace dos años, en lo que se echó a andar una maquinaria integrada por funcionarios públicos para amplificar el mensaje presidencial.

“Yo Muevo a México” es una asociación civil opaca. Documentos oficiales obtenidos por Eje Central omiten la fuente de su financiamiento. En su página de internet tampoco revelan de dónde salen los recursos para que puedan operar y alquilan sus oficinas en una de las zonas más caras de la Ciudad de México. No han presentado informes sobre su trabajo ante la Comisión de Fomento a las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil de la Secretaría de Desarrollo Social, que es la oficina encargada de regular a este tipo de organizaciones.

¿Quiénes se encuentran detrás de “Yo Muevo a México”? Sus nombres son Fernando Javier Hernández Marquina y Walter Wallace Dox Aguillón. Los dos son colaboradores muy cercanos al vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez Hernández, y desde esa oficina dirigen la asociación civil. Ambos combinan sus funciones públicas con sus tareas privadas, y ninguno de los dos quiso hablar para la elaboración de este reportaje.

El diseño de esta organización se hizo desde la oficina del vocero presidencial, ante la poca efectividad que para 2014, a un año y medio de gobierno, se había logrado en los medios digitales. El periodista Raymundo Riva Palacio documentó esta estrategia en su columna Estrictamente Personal el 16 de julio de ese año.

“Como una de las respuestas inmediatas, funcionarios de la Presidencia circularon una propuesta a mandos medios y altos del gobierno para construir un blindaje. La idea propone una asociación independiente, sin fines de lucro, conformada por funcionarios de diferentes niveles de la administración pública, que se guían por su convicción y compromiso para mover y transformar México”, escribió el periodista citando a un documento de cinco páginas en el que se plasmó la propuesta.

›El objetivo era, añadía la columna, “crear una red nacional de multiplicadores de mensaje, para dar a conocer entre su círculo de influencia el impacto directo que las acciones, programas y políticas públicas tienen en la vida de los ciudadanos”.

La propuesta se concretó. Hernández Marquina y Dox Aguillón constituyeron la asociación civil cumpliendo aparentemente con todos los requisitos legales, aunque en algunos trámites no llenaron todas las formalidades y en su funcionamiento resultó poco transparente.

En la asociación, Hernández Marquina y Dox Aguillón aparecen desde su fundación, el 16 de junio de 2014, como director general y director de relaciones públicas, respectivamente. Dos meses antes habían sido nombrados directores en la Coordinación General de Comunicación Social y Vocería de la Presidencia de la República, que encabeza Eduardo Sánchez, con quien colaboran años atrás. Así, desde la oficina de Los Pinos, se echó a andar una operación de propaganda a través de redes sociales y apoyada por la burocracia gubernamental.

La vinculación con la Presidencia de la República no es sólo por sus directivos o por nombre, que es muy similar a uno de los slogans más importantes de este gobierno “mover a México” y que surgió en mayo de 2013. También porque quien elaboró el logo de la asociación trabaja en la oficina de la vocería y porque decenas de seguidores que replican sus mensajes en redes sociales son servidores públicos.

Eje Central acudió a sus oficinas para solicitar una entrevista con sus directivos y lo mismo se solicitó a través de la cuenta de Twitter del director, Hernández Marquina, @fhmarquina. La respuesta fue que accederían a una entrevista por escrito, pero hasta el cierre de esta edición no se recibió respuesta a las 15 interrogantes enviadas.

También, desde el viernes pasado, se solicitó entrevista con el vocero de la presidencia Eduardo Sánchez y se insistió tres días más tarde. La respuesta de su oficina en Los Pinos fue que se pondrían en contacto con Eje Central, pero al cierre de esta edición esto no había ocurrido.

Se desconoce si los funcionarios incluyeron en su declaración patrimonial la existencia de esta asociación civil y presentaron su declaración de posible conflicto de interés, porque ninguno de esos documentos son públicos.

¿Quiénes “mueven” a México?

En 2006 Eduardo Sánchez inició su carrera política como diputado federal por el PRI y seis años después fue nombrado subsecretario de Normatividad de Medios en Gobernación. Para enero de 2014 el presidente Peña Nieto lo nombró coordinador general de Comunicación Social.

En 2009 nombró a Fernando Hernández Marquina como su secretario particular para su campaña a diputado local, en la que no ganó. El joven, entonces de 23 años y que aún no se graduaba de la licenciatura de Economía, encontró trabajo en la Contraloría del Infonavit, como subgerente, donde estuvo tres años.

En febrero de 2013 Eduardo Sánchez lo incorporó de nuevo a su equipo de trabajo como su coordinador de asesores. Y para marzo de 2014 se lo llevó a Los Pinos como director general de Planeación, Administración y Vinculación en la Coordinación de Comunicación Social, donde gana 174 mil 899. 63 pesos netos mensuales, sin incluir bonos y prestaciones.

Registro de servidores publicos

Walter Wallace Dox Aguillón, identificado en la escritura de “Yo Muevo a México” como director de la comisión de relaciones públicas, “área encargada de difundir las actividades y el mensaje de la asociación”, cursa actualmente la licenciatura en Ciencia Política en el ITAM.

Se incorporó al equipo de Eduardo Sánchez en abril de 2013 como jefe de departamento en la Subsecretaría de Normatividad de Medios. Un año después se fue con su jefe a la oficina de Comunicación Social de la Presidencia, primero como subdirector en Planificación y a partir de marzo de 2015 como director general adjunto, con un salario de 70 mil 406.83 pesos netos mensuales, sin considerar bonos y prestaciones.

Registro de servidores publicos

Tanto Hernández Marquina como Walter Dox tienen sus oficinas en Los Pinos y ambos están vinculados a tareas de difusión y planeación; tareas que también realizan en “Yo Muevo a México”.

La estrategia

En 2014, desde la Presidencia se decidió crear una organización sin fines de lucro para revertir las fallas en la estrategia digital del gobierno federal. En la propuesta de cuatro páginas incluso ya se le denominaba “Yo muevo a México”, detalló Raymundo Riva Palacio.

La estructura, añadió el periodista, planeaba una red de tres mil 450 integrantes, conformada por funcionarios, animadores, entusiastas y dispuestos a dar su tiempo, esfuerzo y dinero, por la causa presidencial. El documento indicaba que trabajarían fuera de los horarios de oficina y sin usar el erario, “para evitar problemas políticos y administrativos”.

Y tal como lo planearon, se constituyó. De acuerdo con la escritura 52199, de 11 cuartillas y que fue registrada el 16 de junio de 2014 ante el notario 53 del Distrito Federal, Rogelio Rodrigo Orozco Pérez, la asociación sin fines de lucro se creó para “difundir, promover e informar a nivel nacional e internacional, las acciones, los programas y políticas públicas que se realizan y que tienen un impacto directo o indirecto en la sociedad mexicana…”, así como “promover la participación activa de los mexicanos en pro del desarrollo del país, mediante la realización, promoción y difusión de investigaciones vinculadas con los problemas nacionales e internacionales”.

ACTA CONSTITUTIVA-1

Para septiembre de ese mismo año registraron su logotipo ante el Instituto Nacional de Derechos de Autor. Utilizaron para diseñarlo a otro servidor público, Julián Yamil Yunes González, quien entonces trabajaba en el Poder Legislativo y en el Sistema Público de Radiodifusión de Estado Mexicano, de la Secretaría de Gobernación, en donde todavía labora.

CERTIFICADO DEL REGISTRO PÚBLICO DEL DERECHO DE AUTOR-1

¿Y los recursos?

Las oficinas de “Yo Muevo a México” están discretamente ubicadas en el tercer piso de un edificio gris marcado con el número 145 del Boulevard de los Virreyes, Lomas de Chapultepec.

Para llegar a las oficinas hay que transitar por las angostas escaleras que llevan a una pequeña recepción. El piso alberga unos cinco despachos. Aunque es un lugar sencillo, el mercado inmobiliario muestra que la renta alcanza, por lo menos, los 5 mil dólares mensuales.

La regulación de las asociaciones establece que no pueden desembolsar más de 5% de sus recursos en gastos de administración. Esto significa que si “Yo Muevo a México” invierte en renta unos 90 mil pesos mensuales, es que maneja recursos por más de un millón de pesos. Sin embargo, no existe algún registro que permita conocer de dónde provienen sus fondos.

En 2014 “Yo Muevo a México” tenía registro ante el SAT para recibir donativos; sin embargo en la lista oficial de ese año, difundida por la misma dependencia, no aparece su nombre.

NOTICIFACIÓN DE DONATARIA AUTORIZADA

Si bien no existe una prohibición para que los funcionarios públicos formen parte de una asociación civil, la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos establece en su artículo 47, fracción XV, que deben abstenerse de recibir, entre otros, donaciones de persona física o moral “cuyas actividades profesionales, comerciales o industriales se encuentren directamente vinculadas, reguladas o supervisadas por el servidor público de que se trate en el desempeño de su empleo, cargo o comisión y que implique intereses en conflicto”.

“Preguntas frecuentes”

Recomendaciones, difusión de actos y programas de gobierno y hasta tips de turismo en el país, todos oficiales, es lo que se promocionan en la página www.yomuevoamexico.org.mx, lo mismo ocurre que en sus cuentas de facebook, Youtube, Twitter y Periscope.

En su presentación aseguran que “son mexicanos convencidos de la importancia de la participación ciudadana para el desarrollo del país” que busca fomentar el bienestar y exaltar todo lo bueno que tiene México.

La justificación de su existencia se encuentra en las preguntas frecuentes, en las que aseguran que trabajan para que la información de utilidad llegue a más ciudadanos, porque, dicen, “nos dedicamos a buscar qué programas se implementan desde el gobierno que sean de ayuda para todos los ciudadanos”.

Al revisar su página web hay noticas institucionales y en redes sociales promueven el turismo y los actos del presidente Enrique Peña Nieto nunca se promueven desde el sitio de la Presidencia, sino de portales de noticias.

Los fines de
“Yo Muevo a México”

  • Promover el espíritu de apertura y servicio a la comunidad en la sociedad en general e incentivar la participación de los mexicanos en pro del desarrollo del país.
  • Promocionar servicios, asesorías y estudios regionales desde el punto de vista social, cultural, jurídico, económico, técnico y administrativo.
  • La edición de toda clase de obras impresas que aborden temas de equidad, igualdad, no violencia o cualquier tema para mejorar el nivel de vida de los mexicanos.
  • Iniciar, promover, fomentar, patrocinar, subvencionar y dirigir la formación de personas, y la constitución de organizaciones o empresas que así lo requieran para cumplir con los objetivos.
  • Adquirir todo tipo de bienes e inmuebles, y derechos reales necesarios para los fines de la asociación. Suscribir, emitir, girar, endosar, aceptar, avalar y descontar todo tipo de títulos de crédito necesarios para cumplir su objeto.
  • Ejecutar y celebrar todo tipo de contratos, acuerdos y operaciones de naturaleza civil, que se relacionen con todo o parte del objeto de la asociación.
  • Recibir donativos o aportaciones deducibles como donataria autorizada en términos de la ley del impuesto sobre la renta.

“Más dudas”

El Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) es el organismo ante quien se debe registrar toda organización de la sociedad civil. Hasta el pasado 23 de junio “Yo Muevo a México” no se había inscrito, de acuerdo a la respuesta enviada a Eje Central a través de la Ley de Transparencia.

“Con base en una búsqueda exhaustiva me permito comentarle que a la fecha en el Registro Federal de las OSC no se encuentra inscrita una organización de la sociedad civil con esa razón social, por lo cual no se dispone de información de dicha persona moral”. respondió la dependencia.

Sin embargo, sorpresivamente después de dos años de operar, la asociación hizo el trámite ante la Indesol y obtuvo su registro el 8 de julio de 2016, es decir exactamente 15 días después de que este medio obtuviera la respuesta de la institución.

Ese registro está a cargo de la Comisión de Fomento de las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil del Indesol. Es la oficina que debe garantizar el correcto desempeño de las organizaciones, y cumplan con sus obligaciones.

En la página www.corresponsabilidad.gob.mx se puede buscar a cada una de las agrupaciones y conocer su registro. A diferencia de muchas otras fichas, Yo Muevo a México cuenta con todos los datos básicos, pero no ha entregado ningún informe, ni detalla los apoyos económicos que ha recibido.

  • No existe registro que permita identificar de dónde provienen los recursos de esta asociación.

SIN INFORMES

Conflicto de interés. Es inadmisible ética y legalmente, y significa un serio conflicto de interés el que una asociación civil sea fundada y dirigida por funcionarios públicos, para difundir y promocionar actividades de la institución en la que trabajan para el Estado.

“Las organizaciones de la sociedad civil enfrentan el reto de ser igual de transparentes con la exigencia que se pide, o sea, el grado de transparencia de los fondos que se reciben, aunque algunas empresas o sector privado piden que no se divulgue, me parece que poco a poco tenemos que ir avanzando hacia el tema de la transparencia precisamente para no caer en malas prácticas”, expresó en entrevista con Eje Central, Marco Antonio Fernández, profesor-investigador asociado a la organización de México Evalúa.

La resistencia para revelar quiénes son los donantes puede surgir cuando “esas asociaciones en el fondo son esquemas que esconden forma de negocio de personas involucradas con tratos en el gobierno y eso me parece grave”.

Marian Olvera Ortega, directora ejecutiva de Alternativas y Capacidades A.C., por su parte detalló que este esquema es similar al que se utilizó en el gobierno de Peña Nieto en el Estado de México con la Fundación Proacceso, por ello es indispensable, sostuvo, que Yo Muevo a México presente un informe que transparente sus recursos y cuestionó que “si en su objeto social dice que es de beneficio a terceros y no se asumen ningún objetivo político como lo hacen en la práctica, eso está mal”.

El dato. Este es el logotipo de Yo Muevo a México, elaborado por Julián Yamil Yunes,especialista de la oficina de imagen y promoción gubernamental del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales.

logo

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir