Compartir

Jonathan Nácar

La violencia política de cara a las próximas elecciones no cesa. Desde que hace 36 días, que el gobierno federal anunció su “estrategia de protección en contexto electoral”, el número de amenazas y ataques contra las personas aspirantes y candidatos no ha disminuido, e incluso desde entonces a la fecha ha habido un promedio de tres víctimas de estas agresiones al día. Pero, no todos los casos se investigan.

De acuerdo con lo informado esta mañana por la titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, de los 103 “eventos”, es decir agresiones o amenazas contra aspirantes y candidatos que se han registrado desde el pasado 4 de marzo, cuando se presentó el plan de protección de la Federación, sólo el 58% se ha investigado por parte de las autoridades, mientras que más del 40% restantes no implicaron la apertura de una carpeta de investigación.

“De los candidatos y candidatas atendidos al momento, 82 por ciento son aspirantes a presidentes municipales, diputaciones locales y ayuntamientos, el 18 por ciento restante contiende por gubernaturas o diputaciones federales”, informó la secretaria en la conferencia de esta mañana al señalar que en lo que va de la estrategia se han atendido 117 aspirantes, candidatas o candidatos amenazados o agredidos; de los cuales, dijo, 71 son hombres, 46 mujeres.

Aunque desde el arranque del actual proceso electoral, la consultora Etellekt cuenta con un registro, con corte al 31 de marzo,  de más de 262 agresiones, con un saldo de 241 víctimas, entre las que se contabilizan 65 políticos asesinados, 20 de los cuales eran aspirantes a un cargo de elección popular, el gobierno de López Obrador asegura que a partir de su estrategia se ha brindado protección a 41 candidatos, es decir, apenas el 63% de las víctimas mortales que se acumulan en la que ya es considerada, de acuerdo con las cifras, como la segunda elección más violenta de la historia reciente del país.

“Todos los aspirantes a los más de 21 mil cargos públicos que se elegirán el próximo 6 de junio, sin importar colores o ideologías, pueden tener la seguridad de que no están solos. Las instituciones de seguridad del Gobierno de México centramos nuestros esfuerzos en proteger a los candidatos, candidatas y a sus derechos políticos. No permitiremos que el partido del crimen decida”, sostuvo la secretaria Rosa Icela, tras reconocer que a la fecha tienen registro de “10 casos graves relacionados con la desaparición o lamentables fallecimientos de aspirantes”. 

Compartir