Compartir

Redacción ejecentral

Diputados del PRD, a través de su coordinadora Verónica Juárez, acusaron que el presidente va a imponer un “gasolinazo disfrazado” al iniciar el año 2020, pues el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los combustibles incrementarán en un 3 por ciento, lo que representaría una falta a sus compromisos de campaña.

Verónica Juárez aseguró que antepones el costo del combustible a las variantes de inflación es un truco discursivo que terminará repercutiendo en la cartera del consumidor. Arguyó que, en términos reales, el impuesto se cobrará en 4.95 respecto a los 4.81 de este año, para la magna; en tanto, la Premium pasará de 4.06 a 4.18 para 2020.

En cuanto al diésel, indicó que pasará de 5.44 a 5.28, lo que significa que “el consumidor deberá desembolsar más por cada litro de combustible”, lo que encarecerá costos para productores, distribuidores y comercializadores.

Y es que, dijo, el incremento antes mencionado significa que al menos una cuarta parte de lo que se pague por litro de gasolina será destinada al pago de IEPS. “Dicho de otro modo, si alguien llena el tanque de su vehículo con mil pesos, podría hacerlo con un aproximado de 750 pesos”.

Además, la coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados indicó que aumentos mínimos como estos fueron los que provocaron que el costo del combustible incrementara en los sexenios de Felipe calderón y Enrique Peña Nieto.

Además, acusó que no hay motivo para que el Gobierno federal incremente en términos reales el costo de los combustibles, por lo que, dedujo, las ganancias serán destinados para financiar los programas “clientelares y electoreros” bajo el argumento de que se trata de reactivar la economía del país. CJG

Compartir