Compartir

Irene Muñoz

A estas alturas del año, lo que más necesitamos es reparar la piel y prepararla para afrontar el frío, por eso es importante que sigas algunos pasos para que tu piel se vea perfecta en esta nueva temporada

Ha llegado ese sol que quema, pero cuyo viento frío persistente nos recuerda que hay muy poco tiempo para que llegue el invierno. Para recibir a esta estación que es de las más lindas, ya sea por las tonalidades que muestra y que se refleja en sus cielos, también es de las que expone con mayor vulnerabilidad en nuestra salud. Aquí te compartimos recomendaciones  para prepararnos y recibir la temporada de forma y en forma para pasarla con la mayor salud integral. 

Cúbrete

Se vale que uses esa minifalda que te queda increíble, pero debes generar un equilibrio para no sucumbir al frío; esto se logra con una botas, guantes y abrigo o chamarra. No tienes por qué sacrificar tu estilo sólo que para cuando estés en exteriores siempre cúbrete de los vientos así como protege de los rayos UV a tus ojos con lentes de sol.

La moda no está peleada con la salud y usar estas prendas te permiten prevenir cambios bruscos de temperatura.

Esperamos que con estas recomendaciones que realmente son sencillas, logres recibir y vivir un invierno completamente de tentación.

Vitamina C y antioxidantes

El cuerpo requiere de protección interior, así que durante esta temporada es buena idea que consumas alimentos con vitamina C cada día para evitar los resfríados, aunque también debes tomar en cuenta que necesitas vacunarte contra la influenza.

Para eso los antioxidantes son tus mejores aliados, pues te ayudarán a contar con un sistema inmunológico óptimo.

Cuidado de la piel

Si en las temporadas cálidas es importante llevar a cabo un cuidado integral de la piel, para el invierno los cuidados deben ser mayores ya que el tiempo absorberá lo que hicimos durante el año y por las temperaturas pedirá un extra a nuestra piel.

Baño

Para el baño diario es importante que sepas que estamos conscientes de que hace frío y generalmente ponemos la temperatura de la ducha más alta que como lo hacemos regularmente, eso es un grave error ya que deshidrata la piel.

Hidratación

Debemos recordar que el cuerpo está compuesto en su mayoría por agua, y en cuanto existe la sensación de frío también aparece una percepción de saciedad del líquido, por lo que eso aumenta la vulnerabilidad. Por ello es importante que recuerdes tomar siempre, por lo menos, dos litros de agua al día (incluye té, sopas, entre otras).

Para los labios que están tan expuestos a la inclemencia del tiempo, debes colocar un bálsamo hidratante conforme sientas que lo requieren. Así podrás evitar labios partidos para que logres conservar esa linda sonrisa que te caracteriza.

Para el cuerpo también debes utilizar crema hidratante todas las mañanas después del baño, como generalmente lo haces, pero también debes sumar a tu rutina para esta temporada una crema en el cuerpo antes de dormir. 

Las cremas hidratantes también juegan su papel más relevante. Debes colocar en rostro y cuello tu tratamiento hidratante por lo menos dos veces al día, por la mañana y por las noches.

Sin embargo, si te es posible, agrega por lo menos la crema de hidratación también a media tarde para lograr el equilibro y evitar manchas, así como perdida de flacidez y envejecimiento.

Tabaco y Alcohol

 Ya sabemos que son épocas difíciles, pues aunque sea con sana distancia, las personas se empiezan a reunir para celebrar las fiestas decembrinas. Si bien es buena idea socializar para la salud mental, consumir en exceso alcohol y tabaco no lo es, ya que genera una deshidratación integral al cuerpo, genera radicales libres y empeora la dilatación capilar y facial.

Compartir