Compartir

Elizabeth Hernández

El presidente, en su discurso y programa de gobierno, colocó como uno de sus principales ejes la salud, pero en sus dos primeros años de gestión recortó casi todos los servicios médicos. La atención preventiva o de atención temprana de padecimientos sufrieron caídas de hasta el 21 por ciento.

Pero eso no fue lo único, la vacunación se desplomó en un 13.9%, lo que representa más de ocho millones de niños y niñas, o adultos mayores que no pudieron insacularse.

Y no se trata de que Covid-19 modificó el esquema de atención a la población, las caídas en los servicios se reportaron desde 2019, en el primer año de gobierno de López Obrador. Al menos esto arrojan los datos e indicadores del Sistema de Información de la Secretaría de Salud (SSa) del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Por ejemplo, la población usuaria de los servicios de consulta externa, que son la primera línea de defensa de la salud, cayó 21.6% entre 2017 y 2019, lo que significa que cerca de siete millones de personas dejaron de acudir a este tipo de servicio en los últimos dos años, y esta cifra podría ser mucho menor durante 2020 debido a la suspensión de la atención primaria a causa de la pandemia por Covid-19.

En este sentido, la detección de personas diabéticas, que generalmente se hace en los servicios de consulta externa, disminuyó un 14.4% al pasar de 10 millones 559 mil pruebas anuales a poco más de nueve millones; mientras que las revisiones por hipertensión también tuvieron una reducción de un millón 561 mil controles, lo que representa una baja proporcional idéntica a la reportada en pacientes con problemas de control de azúcar.

›La reducción de los servicios de salud también incluye métodos auxiliares para el diagnóstico como son los estudios de anatomía patológica que ayudan a detectar irregularidades en el cuerpo como el cáncer; de hecho, durante 2019 se atendieron 38 mil 231 personas menos que el año anterior, lo que representa una disminución de 148 mil 385 pruebas respecto al periodo pasado.

Por otro lado, el número de tomografías que se realizaron durante 2019 aumentó un 8.8% respecto al año anterior, lo que contribuyó a que 23 mil 353 personas más recibieran este tipo de atención; de la misma forma, los pacientes rehabilitados por algún tipo de accidente crecieron un 2.2%, lo que representa un incremento de cuatro mil 42 casos más que los registrados durante 2018.

El gran fracaso

Aunque el tema de desabasto de inmunizaciones del cuadro básico ha tomado relevancia en los últimos meses, en realidad la vacunación comenzó a caer desde 2019, periodo en el que se dejaron de aplicar ocho millones 155 mil 629 dosis generales a niños que las necesitaban, esta cifra representa una disminución del 13.9% respecto al año anterior.

La mayor reducción entre los menores de edad se registró en la vacunación contra la influenza, dosis que se debe aplicar anualmente a niños entre uno y cinco años de edad, y que en 2019 tuvo una disminución de 20.5% en el público objetivo, lo que representa tres millones 706 mil inmunizaciones menos.

Otra de las vacunas que tuvo una importante reducción respecto a los años anteriores fue la triple viral, que protege a los niños de rubiola, paperas y, aún más importante, del sarampión, enfermedad que tuvo un brote epidemiológico durante los primeros meses de este año, y que encendió las alarmas en la Zona Metropolitana del Valle de México en donde se registraron 189 casos confirmados hasta mediados de mayo.

De hecho, a excepción de la vacuna contra el tétanos, todas las inmunizaciones del cuadro básico registraron una reducción en su aplicación durante 2019, que no corresponde con la disminución en los nacimientos reportados durante el mismo periodo; además, el número de tamizajes realizados en recién nacidos también tuvo una baja del 9.1% respecto al año anterior.

Finalmente, el número de menores de edad dentro del programa niño sano, que mide el número de infantes que acuden a consultas integrales de seguimiento para cada etapa de desarrollo, cayó un 13.3% en general, lo que representa 629 mil 80 usuarios menos que los reportados en años anteriores.

El cáncer aumenta

Durante el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los casos de cáncer entre niños y adolescentes registro un aumento del 46.3%, cifra que representa 284 casos más que los reportados 12 meses atrás, y que suman un total de mil tres menores de edad afectados por esta enfermedad durante 2019.

Este es el mayor repunte en este tipo de pacientes desde 2017, cuando se registró un aumento del 50% en estos casos; aunque en números totales, la cifra de dos años atrás es menor al último registro por 253 menores de edad afectados, lo que coloca a este último periodo evaluado como el de mayor afectación en la última década.

Por otro parte, los servicios de detección de cáncer cervicouterino tuvieron un aumento considerable al sumar 21 mil 904 consultas más que las dadas en 2018; sin embargo, este total es 37.8% más bajo que el registrado durante el penúltimo año de la administración de Enrique Peña Nieto, en el que se otorgaron 52 mil 391 revisiones de este tipo.

Lo mismo sucede con el cáncer de mama, que a pesar de estar ubicado en el apartado de salud de la mujer, también puede afectar a hombres, y cuyas consultas tuvieron un aumento de 153.4% durante 2018 para llegar un total de 85 mil 577 revisiones; pero, al igual que sucedió con los chequeos cervicouterinos, esta cifra se ubica en 34.2% debajo de la reportada hacia 2017. 

SIGUE LEYENDO:

Compartir