Foto: Pasa la Voz

Compartir

Redacción ejecentral

El Sardinero, empresa 100 por ciento mexicana, garantiza la distribución de alimentos en hospitales, penales y comedores industriales del país, mostrando su compromiso al seguir laborando bajo las más estrictas medidas sanitarias ante la pandemia de coronavirus.

La compañía ha optado por sanitizar de manera constante todas sus instalaciones, así como de proveer de equipos sanitarios especializados a sus trabajadores, a quienes también se les inculca el uso de gel antibacterial y cubrebocas.

Jorge Carlos Fernández Francés, director General de la empresa, aseguró que desde que el Covid-19 llegó a México se emprendió una ardua campaña informativa para promover medidas de sana distancia, uso permanente de cubrebocas y guantes, así como nuevos puestos de trabajo ubicados a 1.5 metros.

Con más de 90 años de experiencia, El Sardinero reitera así su compromiso con los mexicanos, pues cabe recordar que entre los programas alimenticios que distribuye se encuentra el del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La empresa también cuenta con las certificaciones que acredita el cumplimiento de las Normas ISO 9001, ISO 14001, ISO 22000, FSSC 22000 e ISO 28000, para asegurar la higiene y seguridad de los víveres que distribuye, sin hacer a un lado las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Para todos los miembros de El Sardinero es un orgullo continuar operaciones, y sin duda, uno de los motivos es que somos parte de la cadena de suministro que alimenta al personal médico del país, colocado en la primera línea de combate al SARS-CoV-2”, subrayó Fernández Francés.

Finalmente, reconoció que la labor de su equipo de especialistas también es piedra angular para los sectores esenciales que se han convertido en el motor del país durante el confinamiento.

Compartir