Compartir

Redacción ejecentral

Pocos los conocen, pero el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, ha estado realizando viajes secretos —porque no se informan de ellos, ni siquiera como visitas privadas— a Nueva York y Boston, Estados Unidos. Dicen los que saben que don Luis los ha disfrazado, para que no se vean, con sus visitas regulares a Washington que realiza para mantener aceitada la relación bilateral y la parte política del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, porque en esos viajes atiende asuntos personales. Oséase, agregan los que saben, don Luis ya está preparándose para cuando se instale el próximo gobierno, sin importar quién sea presidente, para irse a trabajar a una de esas ciudades donde los asuntos financieros son cosa seria.

Compartir