Compartir

Norma Montiel

Con el homicidio de la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín, confirmado este miércoles, ya son dos las presidentas municipales que son asesinadas en lo que va de la administración del gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez. A nivel nacional, suman 10 los casos de alcaldes acribillados durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Considerando el caso de ediles electos y con licencia, la consultora Etellekt dio a conocer en su informe de violencia política que es Oaxaca la entidad que se mantiene a la cabeza, con un total de tres asesinatos; seguido de Veracruz con dos homicidios. Mientras que Chihuahua, Guerrero, Coahuila, Michoacán y el estado de México se ubican con un asesinato en cada entidad.

Respecto a la cantidad de crímenes por género, Etellekt señaló que en lo que va del actual gobierno han sido asesinados seis alcaldes y cuatro alcaldesas, dos de ellas de los municipios de Jamapa y Mixtla de Altamirano en Veracruz. Así como en Piedras Negras, Coahuila; y en San José Estancia Grande, Oaxaca.

De las últimas cuatro administraciones, la de Enrique Peña Nieto encabeza la cifra de asesinatos con un total de 39; seguido de los 31 homicidios que se reportaron en el gobierno de Felipe Calderón; mientras que en el sexenio de Vicente Fox se contabilizaron un total de siete asesinatos.

Sobre el secuestro y homicidio de Florisel Ríos, cuyo cuerpo fue abandonado en la localidad de Ixcoalco, en el municipio de Medellín de Bravo, el gobernador Cuitláhuac García reconoció que había en curso “procesos penales contra funcionarios y exfuncionarios” de ese municipio, por lo que dijo que “caiga quien caiga” los responsables van a ser detenidos.

A través de un comunicado el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, condenó el asesinato de la alcaldesa, quien a inicios de año denunció de violencia al síndico único Julio César Sosa Villalvazo, y regidora segunda Selene González Morales, y responsabilizó directamente del “acto criminal” al gobernador Cuitláhuac, y a su secretario general de Gobierno, Eric Cisneros.

“Exijo con toda firmeza al gobierno federal que tome cartas en el asunto, que no solape este ambiente de violencia”, sostuvo el líder perredista.

En un par de publicaciones desde su página de Facebook, Fernando Hernández, esposo de Florisel Ríos, quien presuntamente es investigado por el delito de peculado, condenó el asesinato de su esposa, y aseguró que eran inocentes de las acusaciones en su contra. “Han destruido parte de mi vida y de mis hijos, eso nunca lo pensaron, ¿verdad? Te amo, Florisel, y no me busquen yo solo llegaré. Y sólo sé decirles que somos inocentes y se llevaron a una gran mujer y ejemplar madre de familia”, publicó este miércoles. 

Compartir