Compartir

Elizabeth Hernández

La pandemia por Covid-19 continúa elevando el número de fallecimientos ocurridos este año, frente a los que se esperaban en este periodo de tiempo; a nivel nacional, la crisis sanitaria ha dejado un exceso de mortalidad de 203 mil 231 personas hasta el 16 de octubre, cifra 36.9% más alta que la reportada durante 2019.

El último ajuste disponible en el tablero de exceso de mortalidad en México que gestiona la Secretaría de Salud indica entre el 26 de septiembre y el 16 de octubre se reportaron 10 mil 61 fallecimientos adicionales a los esperados durante esas fechas, de las cuales casi la mitad corresponde a casos confirmados de Covid-19, y que coloca a nuestro país en el cuarto lugar mundial en este rubro.

Según datos del Sistema de Vigilancia de Enfermedades Respiratorias (Sisver) en México habían ocurrido 83 mil 209 defunciones oficiales de Covid-19 hasta esa fecha, mismas que si se dividen entre el total de muertes en exceso, arrojan un factor de subregistro de 2.44, es decir que por cada fallecimiento confirmado por el nuevo coronavirus, ocurrieron al menos otros 2 cuya causa se desconoce.

En el último corte de información sobre exceso de mortalidad en México se puede observar que al menos 10 estados han dejado de registrar, en diferentes proporciones, los fallecimientos ocurridos hasta el 10 de octubre, lo que contribuye a que las cifras que reportan a los sistemas de vigilancia y control epidemiológico no sean confiables.

Chiapas, que presenta un desfase de 602 fallecimientos frente a las cifras federales, también es la localidad con el mayor número de semanas sin actualizar el número de defunciones totales que han sucedido en este estado durante las últimas 10 semanas; de hecho, el retraso es tal que la entidad fue excluida del último boletín de exceso de mortalidad de la Secretaría de Salud.

En esta situación también se encuentra Guerrero, entidad que presenta un atraso de ocho semanas en el registro de sus actas de defunción; le siguen Tlaxcala y Yucatán con un retraso de seis periodos iguales, aunque la situación en este último estado es aún más irregular, ya que suspendió la entrega de estas cifras durante 14 días seguidos.

La región más afectada en cuanto al exceso de mortalidad es la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, que en conjunto reporta 36.15% del total de fallecimientos no esperados en el país; de hecho, el factor de subregistro de la pandemia en esta área se eleva hasta 3.2, lo que quiere decir que por cada muerte confirmada por Covid-19, ocurrieron otras tres extras, cuya causa se desconoce hasta el momento.

El último corte de información sobre el exceso de mortalidad en el país muestra que cinco estados concentran el 53.5% de los fallecimientos no esperados para 2020; esta lista se conforma, además de las dos principales entidades de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, por Veracruz, Puebla y Guanajuato, quienes en conjunto suman 108 mil 875 decesos extras que los observados el año pasado.

Si se toman en cuenta las muertes confirmadas por Covid-19 en estos cinco estados, frente al exceso de mortalidad que reportan, el factor de subregistro de la pandemia se mantiene por arriba de los tres puntos, lo que es un número más confiable para medir el impacto de la crisis sanitaria que el reportado a nivel nacional, ya que este último incluye información de entidades con retrasos importantes en sus estadísticas sobre actas de defunción.

Es importante aclarar que no todas las muertes que se reportan como fuera de lo esperado se deben a casos confirmados de Covid-19, pero una parte de estas corresponden a otras enfermedades o padecimientos que no pudieron ser atendidos a causa de la crisis sanitaria; en cuanto al impacto general de este exceso en la población, México aún se encuentra en cuarto lugar a nivel mundial, sólo detrás de Perú, Ecuador y Bolivia.

CONSULTA NUESTRO REPORTE ESPECIAL |

Compartir