Compartir

Manuel Lino / Los Intangibles.com

Es posible que Covid-19 termine siendo en muchos lugares de Latinoamérica la primera causa de muerte en 2020 y quizá hasta en 2021, pero es un puesto por el que compite con las enfermedades cardíacas, que tradicionalmente lo han ocupado.

Desafortunadamente, Covid-19 también está contribuyendo de manera indirecta a agravar la condición de los pacientes con enfermedad cardiometabólica, según una investigación reciente.

El estudio se hizo por medio de una encuesta a 4 mil 216 pacientes con enfermedad cardiometabólica, sin evidencia de estar contagiados con el SARS-CoV-2, de entre 15 y 60 años de edad y de 13 países latinoamericanos de habla hispana entre junio y julio del 2020. 

“El principal hallazgo de nuestro trabajo fue demostrar que un número importante de pacientes con enfermedad cardiometabólica presentaban empeoramiento de los hábitos de vida, seguimiento médico inadecuado, interrupción frecuente de medicamentos y una incidencia preocupante de síntomas psicológicos”, escribieron los autores del reporte publicado en la revista especializada Global Health Journal

De acuerdo con el estudio, el 46.4% de los pacientes “no tuvo ningún tipo de contacto con un proveedor de salud a pesar de las recomendaciones ampliamente difundidas de no descuidar la atención de la patología crónica”, detallan, y aclaran que esto también sucedió en Asia y Europa. Además, el 31.5% informó barreras de acceso a los tratamientos, el 17% interrumpió algún medicamento. 

Otro aspecto preocupante fue que 38% de los pacientes no reportó tener actividad física, y “sólo el 15% de los pacientes cumplieron con las recomendaciones mínimas de actividad física e ingesta de verduras y frutas”; a lo que se suman el estrés por las condiciones económicas y la depresión, condiciones ambas que también afectan la actividad  cardiometabólica.

El descuido de enfermedad cardiometabólica fue mayor entre pacientes de bajos ingresos y niveles educativos. Para los autores, la pandemia ha aumentado la vulnerabilidad de las personas a niveles sin precedentes. 

Compartir