Foto: Instagram @navalny

Compartir

AFP

El opositor ruso Alexei Navalny difundió hoy su primer mensaje en la red social Instagram tras su supuesto envenenamiento, a finales de agosto, para celebrar que ya puede respirar por sí mismo; al tiempo que su portavoz garantizó que volverá a su país en cuanto se reponga.

Navalny, que salió hace una semana del coma inducido, publicó una fotografía acompañado de su esposa y sus hijos y dijo a sus 1.7 millones de seguidores que “ya extrañaba”.

“Aún no sé hacer casi nada, pero ayer (lunes) pude respirar por mí mismo todo el día”, dijo Navalny, que aparece en la imagen sentado en su cama de hospital y aún bastante demacrado. “Es un proceso asombroso y a menudo subestimado. Lo recomiendo”, bromeó Navalny, refiriéndose al hecho de respirar.

Mientras el líder opositor recuperaba la salud, el gobierno de Rusia volvió a insistir en que no tiene nada que ver con los problemas de salud del líder opositor, y se desvinculó de nuevo del envenenamiento que sufrió, según sus médicos y tres laboratorios europeos, al ingerir una sustancia neurotóxica de tipo Novichok.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, pidió de nuevo a las autoridades alemanas que envíen el expediente médico de Navalny y garantizó que su país estaba “dispuesto a cooperar” en este caso.

En una llamada a su homólogo alemán, Heiko Maas, aseguró también que no quería que el envenenamiento del opositor más férreo al Kremlin “se politiza aún más”. Pero la fiscalía alemana ya indicó que el dossier médico de Navalny sólo podrá ser enviado a Rusia con la autorización del paciente.

El opositor, de 44 años, víctima de un intento de envenenamiento el 20 de agosto en Tomsk, en Siberia, según sus allegados, pronto podrá prescindir completamente de la “respiración artificial”, indicó el lunes el hospital de Berlín, donde permanece internado.

Sobre el posible retorno de Navalny a Rusia, su portavoz respondió que es algo que jamás se puso en duda. “Entiendo que se haga la pregunta pero creo que es extraño que podamos pensar” que pueda exiliarse, dijo.  

Este martes, en su cuenta de Instagram, Alexei Navalny publicó una imagen con su familia, en el hospital Charite de Berlín, Alemania. 

Compartir