Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El domicilio de Emir Olivares, reportero de La Jornada, fue irrumpido por sujetos, quienes después lo amenazaron y le aseguraron que alguien pagó un millón de pesos por matarlo por haber realizado un trabajo en la UNAM.

Olivares, quien se encuentra dentro del Programa de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos desde junio de 2017, explicó que los agresores aprovecharon que el acceso principal estaba abierto por una mudanza para ingresar al inmueble, abrieron su puerta con ganzúas y comenzaron a revisar las pertenencias del informador.

Al salir de bañarse, el periodista encaró a los agresores y éstos huyeron. Más tarde, Emir Olivares, Momentos después le llamaron identificándolo por su nombre, y le dijeron que habían sido contratados para dañarlo.

“A mí me pagaron un millón de pesos para matarlo, qué quiere que haga: o lo mato o usted me dobla la cantidad.

“En cuánto valora a su bonita familia“, dijo el hombre que llamó y le dijo que sabía dónde trabaja, qué asuntos publica, y por qué había sido amenazado en 2017.

Olivares es protegido desde 2017 cuando fue amenazado tras publicar un trabajo periodístico “en el que tocaste gente de la UNAM”. RB

ES DE INTERÉS


Compartir