Foto Especial

Compartir

Juan Carlos Rodríguez

jcrodriguez@ejecentral.com.mx

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no se vale utilizar a la política de austeridad que se aplica a nivel federal como pretexto para elevar impuestos en el ámbito estatal. 

«Ahora resulta que todo es culpa de la austeridad», afirmó el mandatario al referirse a casos como Aguascalientes, Baja California, Ciudad de México, Michoacán, Puebla, Sinaloa y Puebla, que al arranque de este año elevaron impuestos o crearon nuevos al hospedaje, bebidas alcohólicas y sorteos.

Si aumentaron los impuestos en los estados, es por decisión propia, remarcó López Obrador, quién aseguró que es falso que hayan disminuido los recursos de los estados; todos han tenido sus participaciones en tiempo y forma, y en algunos casos hasta por anticipado. 

En la segunda conferencia matutina de este 2020, el Presidente dijo que la falta de recursos en las entidades federativas se debe a que muchos gobernadores recibieron a sus estados sobre endeudados o francamente quebrados, como es el caso de Nayarit y Chihuahua.

Pero también denunció que a muchos gobernadores no les ha llegado el mensaje de erradicar el derroche. «Siguen rodeados de alcahuetes y lambiscones, siguen comprando mucha publicidad , siguen viajando en avión y helicóptero, y sigue habiendo empresas que no pagan impuestos», dijo.

Una situación similar, expuso López Obrador, ocurre en las universidades públicas del país, ya que carecen de recursos debido a que tienen muchos gastos superfluos. «A los maestros les pagan poco, pero los de arriba se exceden», acusó; hay una mala administración y al mismo tiempo están dominadas por caciques.

ES DE INTERÉS


Compartir