Foto Cuartoscuro

Compartir

Maria Idalia Gomez

El IMSSS contrató ambulancias a través de adjudicaciones directas que reportaron anomalías y no se penalizó a los proveedores. A pesar de ser un servicio arrendado que debía garantizar el estado óptimo de estos vehículo que son esenciales para el Instituto, las ambulancias se reportaron en mal estado, al menos 99 de ellas no contaban ni siquiera con camillas, oxígeno o torretas.

Estos fueron los hallazgos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su segunda entrega de la revisión a la Cuenta Pública 2018, el último año de la administración de Enrique Peña Nieto, al revisar los contratos plurianuales de los servicios de arrendamiento de vehículos del IMSS, en los que destaca el de ambulancias. De los siete contratos vinculados a este tipo de vehículos, cinco se adjudicaron en forma directa y dos a través de licitación pública nacional.

De acuerdo al dictamen de resultados, los auditores constaron en las listas de verificación que las unidades que se recibieron en 2015, 2016 y 2017 (en las administraciones de José Antonio González Anaya y Mikel Arriola) no cumplían en su totalidad con los términos y condiciones de entrega establecidos en los contratos. Esto provocó que la ASF presentara sus resultados ante Órgano Interno de Control (OIC) en el IMSS para que lleve a cabo las investigaciones administrativas correspondientes. 

El organismo, concluyó la auditoría 2018-1-19GYR-19-0280-2019, identificó que de 816 ambulancias arrendadas el 95% presentó algún tipo de anomalía: Un total de 279 unidades presentaban una clasificación distinta a la establecida para “ambulancia” y su tarjeta de circulación estaba vencida; 364 unidades más no tienen placas de ambulancia y 138 su tarjeta de circulación se reportó vencida.

En este año, plantea la ASF, se inspeccionaron 99 ambulancias en la zona metropolitana de la Ciudad de México, “las cuales presentaron deficiencias en su estado físico, no contaron con llantas de refacción, los extintores estuvieron vacíos o caducos, no tuvieron la base de camilla móvil, presentaron golpes y rayones, entre otras; y se observó que no se recibieron ambulancias sustitutas de aquellas que se enviaron a taller y las que se enviaron a taller a reparación regresaron con las mismas fallas”. 

Además, los responsables de las áreas, determinó la Auditoría, no aplicaron deducciones a dos contratos, los números S6M0906 y S5M0162, por 3 millones 226 mil 400 pesos y 24 millones 664 mil 700 pesos, respectivamente. Y en el contrato número S5M0162, no se sustituyeron 16 ambulancias que alcanzaron un rango de 300 mil a 381 mil 351 kilómetros de recorrido, “a lo que el proveedor informó que el IMSS no solicitó las sustituciones”. 

Estas anomalías también se notificaron al OIC del IMSS para que defina si existe algún tipo de responsabilidad de los servidores públicos.

ES DE INTERÉS

#ASFEnergía CFE destruyó valor por $138,100 mdp en 2018

#ASFSocial No encuentran 212 mdp en Sedesol de Peña

#ASFSalud México, sin registro de sangre

#ASFJusticia PGR consignó sólo el 1.6% de expedientes en 2018

#ASFSalud Ambulancias chatarra del IMSS

#ASFSocial Cuentas de Lotería Nacional no alcanzan ni reintegro

Compartir