Compartir

Redacción ejecentral

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo un llamado a las autoridades estatales y municipales de Jalisco y Nayarit para que la restitución de tierras pertenecientes a la comunidad indígena wixárika de San Sebastián Teponahuaxtlán (Waut+a) y Tuxpan (Kuruxi Manuwe) se realice con base en el Estado de derecho y respeto a los derechos fundamentales.

Mediante oficios dirigidos a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y a las Secretarías de Gobierno de Jalisco y Nayarit, la CNDH solicitó privilegiar el respeto y protección de los derechos humanos de la comunidad wixárika, para garantizar su derecho a la restitución de sus tierras.

También pidió al Magistrado Presidente del Tribunal Superior Agrario que, con el apoyo de las autoridades federales, estatales y/o municipales competentes, se busque el cumplimiento a la sentencia dictada por el Tribunal Unitario Agrario del Distrito 16, con sede en Guadalajara, Jalisco.

En dicha sentencia se reconoce la restitución de las tierras al pueblo wixárika como parte del ejercicio de los pueblos originarios y comunidades indígenas a preservar sus tierras y acceder a las formas y modalidades de propiedad y tenencia.

El Organismo Nacional subrayó la importancia de salvaguardar los derechos a la vida, a la integridad y libertad personales, así como otros que pudieran verse obstaculizados con motivo de la ejecución de la sentencia emitida por el órgano jurisdiccional agrario en diversos juicios y agregó que dará seguimiento a la ejecución de dicha resolución (Foto: Archivo Cuartoscuro). MR

Compartir