Compartir

Redacción ejecentral

Un sismo de magnitud 5.2 despertó este viernes a los oaxaqueños. El movimiento se registró a las 04:47:48 horas con epicentro en Río Grande en la Costa, aunque no se sintió en todo el estado.

La alarma sísmica sonó y de inmediato las personas salieron de sus viviendas ante el temor de un movimiento fuerte.

Algunos pobladores señalaron que el sismo no se sintió, y que fue el sonido de los altoparlantes los que provocaron terror. Otros indicaron que mientras escuchaban el sonido de alertamiento, se registró el movimiento telúrico.

El Servicio Sismológico Nacional llevó a cabo varios ajustes del lugar del epicentro, así como la intensidad del sismo.

Compartir