Compartir

Francisco Pazos

Si la riqueza mundial fuera repartida entre todos los adultos del planeta, cada uno sería dueño de 56 mil 540 dólares o su equivalente: un millón 47 mil 686 pesos (de acuerdo con el tipo de cambio vigente a la fecha). Pero el reparto equitativo de la abundancia no es una característica planetaria, y una muestra es que en este año 50.1% de la riqueza mundial, valuada en 280 trillones de dólares, está concentrada en manos de tan sólo 1% de los adultos más ricos del mundo.

Las fortunas de los multimillonarios no sólo son más grandes, sino que en la última década sus ingresos se han revolucionado y en consecuencia han incrementado la cantidad de los millones que acumulan, de acuerdo con los resultados del Reporte sobre la Riqueza Mundial que el Instituto de Investigación del banco suizo Credit Suisse publicó para 2017.

›Las cifras muestran que, para el cierre de 2017, la riqueza mundial crecerá 27%, en comparación con los montos obtenidos en 2007, año en el que las economías nacionales eran arrastradas a una crisis financiera mundial.

Este año la tasa de generación de riqueza rebasó, por primera vez desde 2012, a la de crecimiento de la población mundial, con un avance anual de 6.4 por ciento. Un repunte que fue particularmente notorio entre las carteras más adineradas de Estados Unidos.

riqueza-web_preview

La riqueza mundial no sólo la acaparan pocas manos, sino que se concentra entre los adultos con el mayor rango de edad. El 33.6% de los adultos más ricos tienen 70 años o más; mientras que sólo el 2.8% de la población más adinerada son jóvenes entre 20 y 39 años.

El reporte del Credit Suisse no augura un panorama alentador para la generación milenial, pues son jóvenes que padecen los efectos de la crisis de 2007-2008, con altos índices de desempleo, precios más altos de vivienda, deudas estudiantiles y una profunda desigualdad.

Fuera de los jóvenes chinos, país en el que este sector resulta más favorecido, y de los que han heredado las fortunas de sus padres pertenecientes a la generación de los baby boomers, el resto, “experimentará mayores desafíos en la construcción de su riqueza”.

Su majestad, el dólar

Aunque fue uno de los epicentros de la crisis financiera mundial, la economía estadounidense mostró un ritmo notorio en cuando la generación de riqueza durante los dos periodos del presidente Barack Obama; impulso que alcanzó su pico al cierre del primer año de la administración de Donald Trump.

De acuerdo con el reporte de Credit Suisse, en los últimos 12 meses, Estados Unidos aportó 8.5 trillones de dólares al total de la riqueza anual mundial, lo que significa que este país por sí sólo generó más de la mitad de la riqueza global total para 2017, estimada en 16.7 trillones de dólares.

›El desglose por cada nación mostró que en los últimos 12 meses, las ganancias en Estados Unidos fueron calculadas en ocho mil 547 billones de dólares; mientras que el número de estadounidenses millonarios o multimillonarios contabilizó a mil 100 mujeres y hombres durante ese mismo periodo.

Esto no significa que la mayoría de los estadounidenses hayan mejorado su condición económica personal, como prometió la campaña del presidente Trump a través de su lema Make America Great Again, pues la desigualdad en el reparto de la riqueza, y la brecha entre los más ricos y el resto de la sociedad en ese país, cada año es más profunda, sostiene el análisis de la institución europea.

grafs-riqueza-mundial-web_preview

El dragón que emerge

El mercado chino avanza con velocidad entre los creadores de riqueza mundial y como uno de los sectores que más rápido se recuperó de la crisis de 2008, cuando perdió 20% de sus ingresos. De acuerdo con el análisis del Credit Suisse, ninguna otra economía regional asiática mostró ese nivel de resiliencia macroeconómica en los años que siguieron al crack mundial.

China ha pasado ya a las naciones de Europa como generador de riqueza y contribuye al stock global con 1.7 billones de dólares en 2017, sólo por detrás de Estados Unidos.

Sólo cien mexicanos

A diferencia de Europa, donde el crecimiento de la riqueza fue equilibrado durante 2017, principalmente por los aportes de Alemania, Francia, Italia y España, el continente americano continúa sumergido en una amplia desigualdad regional, entre Estados Unidos y Canadá y naciones de latinoamericanas, incluido México.

Si bien el índice de riqueza regional creció en comparación con 2016, con un acumulado de ocho mil 107 billones de dólares; esta cifra equivale sólo a 8% del total de la riqueza que suman tanto Estados Unidos y Canadá.

México fue clasificado en el estudio como un país se ingresos medios-altos, con un aporte total de mil 835 billones de dólares a la riqueza mundial, lo que equivale al 0.7% de la riqueza total global. El 33% está en Estados Unidos, 10.3% en China, 8.4% en Japón, 5% en el Reino Unido y 4.9% en Alemania.

Los multimillonarios mexicanos apenas superan el centenar. De acuerdo con el estudio, cuatro connacionales tienen en sus cuentas más de un billón de dólares, otros seis suman entre 500 millones y 1 billón, mientras que 93 acumulan entre 100 y 500 millones.

grafs-riqueza-mundial2-web_preview

Prospectiva

El análisis del Credit Suisse proyecta que para 2022, la riqueza global continúe creciendo al ritmo que ha mostrado en los últimos 10 años, hasta acumular 341 billones de dólares, con una potenciación del aporte de los países emergentes encabezados por China.

Dentro de los siguientes cinco años, el banco suizo también estima que el número de millonarios aumente 22% respecto a la cifra de 2017, para sumar al menos a 44 millones de adultos en esa condición económica.

Compartir