Compartir

Redacción ejecentral
Foto AFP en Francia

Foto AFP en Francia

Dos policías resultaron heridos en enfrentamientos con encapuchados este lunes al margen de los desfiles por el 1 de mayo en París y a seis días de las segunda vuelta de la elección presidencial en Francia, indicaron las autoridades.

«Individuos enmascarados y encapuchados lanzaron proyectiles y cócteles Molotov contra las fuerzas del orden», que respondieron «utilizando granadas lacrimógenas», indicó la Policía. Dos miembros de las fuerzas del orden resultaron heridos, añadió.

El desfile, encabezado por cuatro sindicatos detrás de una pancarta con el lema «Contra los retrocesos sociales, caldo de cultivo de la extrema derecha», tuvo que detenerse en varias ocasiones. Varios individuos, situados delante de la manifestación, se enfrentaron a los cordones policiales con proyectiles, a veces encontrados en el lugar, y con cócteles Molotov.

Foto AFP en Francia

Foto AFP en Francia

Igualmente, varios destrozos han empañado la manifestación.

Los sindicatos no lograron este año repetir la unión sindical detrás de la que se encaminaron en 2002 para evitar que Jean-Marie Le Pen, entonces candidato calificado en la segunda vuelta de la presidencial frente al conservador Jacques Chirac, llegara a la presidencia.

Este lunes desfilaron divididos sobre las consignas de voto para bloquear a la actual candidata de la extrema derecha, Marine Le Pen, que se enfrentará en las urnas el próximo domingo 7 de mayo al centrista Emmanuel Macron.

Madrid dice basta a la corrupción

Miles de personas manifestaron el lunes en Madrid para defender los derechos de los trabajadores y «contra la corrupción», uno de los lemas de las marchas del 1 de mayo, constató una periodista de la AFP.

La manifestación del centro de la capital se produjo tras el estallido de un nuevo escándalo del Partido Popular, en el poder, sospechoso de malversación de fondos públicos en la administración de una empresa pública regional de gestión de aguas.

Foto @sae_fsc_ccoo

Foto @sae_fsc_ccoo

El partido de izquierda radical Podemos, como Izquierda Unida (extrema izquierda) instaron a los ciudadanos a tomar las calles no únicamente por «empleos dignos» sino también «contra la precariedad y la corrupción».

«El más corrupto es (Mariano) Rajoy», jefe del gobierno conservador, rezaba una de las pancartas que portaban los manifestantes en la plaza de la Puerta del Sol, en el centro de la ciudad, donde terminaba la marcha a las 14H00 (12H00 GMT).

«Es el principal problema del país», explica José Martín, de 59 años, antiguo trabajador de Bankia, una entidad salpicada por varios escándalos de malversación. «Vacían las cajas del Estado», declara su mujer, Carmen Juárez, funcionaria de 56 años, denunciando «recortes claros en educación, en sanidad». «Es indecente», lamenta.

El último 1 de mayo de Raúl Castro en el poder

Millones de cubanos marcharon este 1 de mayo, el último con Raúl Castro al frente del gobierno, para proclamar lealtad al socialismo y en apoyo al presidente Nicolás Maduro, acorralado por violentas protestas en Venezuela.

De 85 años y con poco más de una década en el poder, Castro presidió el tradicional desfile de los trabajadores en La Habana en su uniforme de general, aunque no se dirigió a la multitud.

Foto @Deguantanamo

Foto @Deguantanamo

El mandatario cederá el mando en febrero de 2018, tras impulsar una cauta y lenta apertura al mercado y restablecer relaciones con Estados Unidos, el enemigo histórico de la Guerra Fría.

Aun cuando seguirá al frente del Partido Comunista de Cuba – el único legal en este país de 11,2 millones de habitantes -, su relevo significará, en teoría, el fin de un ciclo de casi seis décadas en que los cubanos solo conocieron dos gobernantes: Fidel y Raúl Castro, los hermanos que triunfaron con la Revolución de 1959.

A lo largo de todo el país se recordó al histórico líder cubano, fallecido en noviembre de 2016, con gigantografías, pancartas y lemas alusivos a la lealtad con su legado.

Turquía reprime a manifestantes

La policía turca dispersó con gases lacrimógenos a unos 200 personas que se dirigían este lunes a la plaza Taksim de Estambul para participar en una manifestación por el 1 de mayo prohibida por las autoridades, constató un periodista de la AFP.

Turquía celebra el Día de los Trabajadores en un clima de tensión, dos semanas después del triunfo del sí en el referéndum constitucional organizado por el presidente Recep Tayyip Erdogan para reforzar su poder.

Foto @protestacomunal

Foto @protestacomunal

Los manifestantes dispersados, que formaban parte de varios grupos de izquierdas, habían desplegado pancartas con lemas contra el gobierno, como «¡Larga vida al 1 demayo, no al dictador!».

Las autoridades turcas prohibieron las concentraciones en la plaza Taksim, lugar emblemático de los movimientos de protesta en Turquía. La policía cerró los accesos a la plaza el lunes.

En cambio, varios miles de personas tomaron las calles en Bakirkoy, cerca del aeropuerto Atatürk, en la ribera europea de Estambul, en la manifestación oficial del 1de mayo.

Un millón marchan en Rusia

Casi un millón y medio de rusos desfilaron este lunes en el centro de Moscú en la Fiesta del Trabajo, una afluencia mucho más importante que en años precedentes, según la policía de la capital rusa.

«Casi 1,5 millones de personas desfilaron por el 1 de Mayo», declaró en un comunicado citado por la agencia de prensa Interfax.

Bajo un sol radiante, los manifestantes desfilaron por la Plaza Roja, enarbolando banderas y globos junto a los muros del Kremlin. En 2016 y 2015, apenas 100.000 personas participaron en este desfile en Moscú, según cifras policiales.

«¡Para mí, se trata de una fiesta inmortal!», declaró a la AFP Vladimir Nikolaievich, un comandante retirado del ejército ruso, quien desfiló con su uniforme de gala.

Algunos de los manifestantes agitaban banderas comunistas y retratos de Lenin, al son de una fanfarria. Otros coreaban eslóganes contra el gobierno, como Vladislav Riazantsiev, uno de los dirigentes del movimiento «Bloque de izquierda». «Estamos contra (el presidente ruso Vladimir) Putin, pero no contra él como persona», explicó a la AFP.

En total, unos 2,6 millones de rusos desfilaron en este Día internacional de los trabajadores, feriado en Rusia, según las autoridades.

Compartir