Compartir

Redacción ejecentral

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), dio a conocer, mediante un comunicado firmado por el Subcomandante Moisés, la creación de 11 nuevos Caracoles o Centros de Resistencia Autónoma y Rebeldía Zapatista (CRAREZ) y 16 Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas (MAREZ).

Los Centros de resistencia se suman a los cinco que ya operan desde hace 15 años, en la entidad y servirán como sede de las Juntas de Buen Gobierno (JBG).

Además, con la fundación de 16 nuevos Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas (MAREZ), aumentan de 27 a 43 demarcaciones.

El Subcomandante Moisés destacó los esfuerzos con los que han “desafiado el desprecio del poderoso”, refiriéndose a las campañas contrainsurgentes que, argumentan, son disfrazadas por el gobierno como programas sociales encaminadas a difamar el movimiento y vigilarlo por medio de patrullajes de la Guardia Nacional.

Los nuevos Caracoles tendrán su sede en siete municipios de Chiapas y se distribuirán de la siguiente manera: Ocosingo 4, Amatenango del Valle contará con 2 y uno en Chicomuselo, Motozintla; Chilón, Tila y San Cristóbal de las Casas respectivamente.

La semana pasada el EZLN anunció su reaparición en la escena pública. Ahora dice que ésta se llamó Samir Flores, en honor al luchador social asesinado en Morelos y que ahora da por terminada.

“Nos salimos sin pedir permiso y ahora estamos de nuevo con ustedes… El cerco gubernamental quedó atrás, no sirvió y nunca servirá. Seguimos caminos y rutas que no existen en los mapas ni en los satélites, y que sólo se encuentran en el pensamiento de nuestros más antiguos.

Con nosotras, nosotros, zapatistas, en nuestros corazones caminó también la palabra, la historia y el ejemplo de nuestros pueblos, de nuestros niños, ancianos, hombres y mujeres. Fuera encontramos casa, alimento, oído y palabra. Nos entendimos como sólo se entienden entre sí quienes comparten no sólo el dolor, también la historia, la indignación, la rabia”.

En el escrito se hace referencia a la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador y la denominada Cuarta Transformación y la repercusión de la “política gubernamental destructora de la comunidad y la naturaleza”, que no ha frenado su crecimiento y hoy le permite salir al EZLN de un cerco en que los gobiernos anteriores han tratado de sumir desde su alzamiento.

«Sabíamos y sabemos que nuestra libertad sólo será obra de nosotros mismos, los pueblos originarios. Con el nuevo capataz en México, siguió también la persecución y la muerte: en apenas unos meses, una decena de compañeros del Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno, luchadores sociales, fueron asesinados. Entre ellos, un hermano muy respetado por los pueblos zapatistas: Samir Flores Soberanes, ultimado después de ser señalado por el capataz que, además, sigue adelante con los megaproyectos neoliberales que desaparecen pueblos enteros, destruyen la naturaleza, y convierten la sangre de los pueblos originarios en ganancia de los grandes capitales.»

«Por eso, en honor a las hermanas y hermanos que han muerto, son perseguidos, y están desaparecidos o en la cárcel, hemos decidido nombrar como “SAMIR FLORES VIVE” a la campaña zapatista que hoy culmina y hacemos pública: Después de años de trabajo silencioso, a pesar del cerco, a pesar de las campañas de mentiras, a pesar de las difamaciones, a pesar de los patrullajes militares, a pesar de la Guardia Nacional, a pesar de las campañas contrainsurgentes disfrazadas de programas sociales, a pesar del olvido y el desprecio, hemos crecido y nos hemos hecho más fuertes. Y rompimos el cerco.», finaliza el comunicado del EZLN. Con información de (El Universal y Excélsior) / IZS

Compartir