Compartir

Redacción ejecentral

Por segunda vez, en menos de 24 horas, senadores republicanos  fracasaron en su intento de reemplazar el actual sistema de salud conocido como Obamacare, pese a tener la mayoría en el Senado.

Con 45 votos a favor y 55 en contra, el Senado no pudo avalar las opciones, después de que la pasada noche acabaran con el primer proyecto, también por falta de acuerdo entre los conservadores.

La Oficina de Presupuesto del Congreso ha advertido que una eliminación de la actual ley de salud sin un reemplazo dejaría a 32 millones de personas sin seguro.

Los republicanos que votaron en contra del proyecto fueron Dean Heller (Nevada), John McCain (Arizona), Susan Collins (Maine), Lisa Murkowski (Alaska), Shelley Moore Capito (Virginia Occidental), Robert Portman (Ohio) y Lamar Alexander (Tennessee).

Ante la falta de entendimiento, se espera que los republicanos ahora pretendan alcanzar una derogación reducida de Obamacare conocida como «skinny bill» o «ley flaca», en la que solo sometan a votación enmiendas en los pocos aspectos en los que hallen consenso.

Estas votaciones llegan después de que la Cámara alta aprobara este martes por la mínima iniciar un nuevo procedimiento legislativo para mantener vivo el debate sobre el futuro de la ley sanitaria. Con información de EFE y Univisión. RB 

Compartir