Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Luego de que fuera exonerada por los cargos imputados por la Procuraduría General de la República (PGR), Elba Esther Gordillo ya prepara su regreso a la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Una investigación de El Universal, revela que la exlideresa espera el fallo del Tribunal Superior de Justicia Administrativa, que se prevé reanude el Congreso Nacional del magisterio de 2013, cuando ella estaba a cargo.

De lograr el aval, la maestra regresará a ser la presidenta legal y constituida, y podrá convocar a un Congreso para nombrar un sustituto, que sería el maestro Moisés Jiménez, uno de los operadores de las redes progresistas del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

El pasado 8 de agosto, Marco Antonio del Toro, abogado de la maestra, dio a conocer que, tras casi cinco años presa, Gordillo Morales había sido absuelta de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada. MAAZ

Compartir