Foto: Victoria Valtierra/Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

La inflación se ubicó en 3% anual, su nivel más bajo en tres años y justo el objetivo del Banco de México, debido principalmente a un retroceso en los precios de productos agropecuarios, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La cifra de septiembre es la más baja en tres años y supone el quinto mes consecutivo de descenso del índice de precios a tasa anual, según datos del Instituto.

Los productos con mayor incidencia en la desaceleración de la inflación fueron la cebolla, cuyo precio bajó un 15,7%, así como el pollo, que cayó 2,24% en el mes. Destaca también el descenso del precio de los servicios profesionales, con una baja del 16,7%.

El dato anual es inferior al 3,16% que registró agosto y al 5,02% que la inflación nacional anotó en septiembre de 2018.

El índice de precios subyacente, una medición que excluye los precios de bienes más volátiles como alimentos y combustibles, registró una tasa anual del 3,75%, agregó el INEGI.

La ralentización en los precios junto con un pobre desempeño de la economía, que permaneció estancada durante el primer semestre del año, ha llevado al Banco de México a recortar ya en dos ocasiones, en agosto y septiembre, su tasa de interés de referencia.

Con los dos recortes, de 25 puntos base cada uno, la tasa se ubica ahora en 7,75%.

La economía mexicana, la segunda de América Latina, tuvo nulo crecimiento en el segundo trimestre, tras contraerse 0,2% en el primero, situándola al borde de la recesión.

En vista de ello, el Banco de México recortó a finales de agosto su pronóstico de crecimiento del PIB para 2019 a un rango de entre 0,2 y 0,7%, desde una previsión anterior de entre 0,8 y 1,8%.

Pese a ello, el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que México crecerá 2% en el año y ha restado importancia a las cifras, destacando que su administración está impulsando una mejor distribución de la riqueza en el país. NR

Compartir