Foto Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El 30 de abril pasado el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, abandonó el país con rumbo a Alemania; no pensaba irse, pero se cometió un grave error táctico que le atribuyen, dentro del gabinete de la 4T, a la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval. Cuentan los que saben que al citar a comparecer al exfuncionario en sus instalaciones lo trataron con poco tacto, como a cualquier persona, en lugar de tener cierta reserva por la información que posee y el perfil que tiene; así es que Lozoya se dio cuenta que no tenía garantías y decidió marcharse, lo que evitó su captura.

Compartir