Compartir

Redacción ejecentral

En el gobierno de Francisco Domínguez, en Querétaro, están muy preocupados porque descubrieron que organizaciones rusas y turcas llegaron al estado y se dedican al robo de identidad. Dicen los que saben que han logrado tal sofisticación, que los usuarios de tarjetas de crédito ni siquiera se dan cuenta hasta que su tarjeta empieza a registrar compras por 20 o 50 mil pesos. Las investigaciones no han permitido dar en la médula de estos grupos, que tienen acceso a tecnología de la más sofisticada y han establecido una red de corrupción en destinos turísticos y con algunas autoridades. La preocupación aumenta para las autoridades, agregan los que saben, por el crecimiento del turismo y las inversiones que ya empiezan a sentirse afectados.

Compartir