Compartir

AFP

Barcelona. Enarbolando banderas catalanas, españolas y europeas, miles de personas desfilaron este sábado por el centro de Barcelona en protesta contra el referéndum independentista que el gobierno regional catalán quiere celebrar el domingo, pese a que fue prohibido por la justicia.

«¡Nosotros también somos catalanes!», gritaban los manifestantes, mientras algunos se protegían de la fuerte lluvia alzando conjuntamente sobre sus cabezas una gran bandera española.

«Puigdemont a prisión», coreaban otros en referencia al jefe del ejecutivo independentista catalán, Carles Puigdemont, líder del movimiento secesionista.

Enzarzado desde hace años en un conflicto creciente con el gobierno español, su gobierno regional está decidido a celebrar un referéndum de autodeterminación el domingo, pese a que fue prohibido por el Tribunal Constitucional español.

Los sondeos muestran que los catalanes están divididos sobre la independencia: 41,1% a favor y 49,4% en contra, según la última encuesta del gobierno catalán publicada en julio. Pero también que más del 70% de la población quiere que la cuestión se decida en un referéndum legal.

Manifestaciones similares, en defensa de la unidad nacional, se organizaron este sábado en otras ciudades de España, como Valladolid, Santander, Sevilla, Málaga, Valencia y Alicante.

En Santiago de Compostela, hubo una marcha a favor del referéndum, en la que se vieron banderas independentistas gallegas y catalanas. También hubo pequeñas concentraciones a favor de la consulta en Madrid.

Gobierno clausura centros de votación para el referéndum

El gobierno español aseguró este sábado haber «desarticulado» la organización del referéndum de independencia prohibido en Cataluña, bloqueando todos sus recursos informáticos y cerrando mil 300 centros de votación, sin embargo, decenas de ellos seguían ocupados por activitas determinados a celebrar la consulta.

En un esfuerzo por desmantelar la logística de un plebiscito prohibido, la justicia española ordenó el cierre de escuelas, centros cívicos y otros locales designados para acoger la votación.

El ejecutivo regional catalán reveló el viernes algunos de los detalles del referéndum, entre ellos, la existencia de dos mil 315 centros de votación en toda Cataluña, región de 7,5 millones de habitantes en el noreste de España.

De estos centros, «mil 300 ya han sido precintados», afirmó este sábado por la mañana el representante de Rajoy en Cataluña, Enric Millo.

El representante del gobierno español anunció asimismo una operación de la Guardia Civil en el centro de telecomunicaciones del ejecutivo regional catalán, que bloqueó las conexiones telemáticas de los centros de voto, los sistemas informáticos de recuento y un sistema que hubiese permitido una votación online mediante una web (Foto: Pau Barrena / AFP). MR

Compartir