Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

A la edad de 90 años murió Guillermo Cosío Vidaurri, miembro del PRI y quien fuera gobernador del estado de Jalisco de 1989 a 1992.

La causa de muerte del político fue una fuerte neumonía. El priista renunció a su cargo tras las explosiones de Guadalajara y reemplazado por Carlos Rivera Aceves.

El 22 de abril de 1992 se registraron una serie de explosiones de gasolina en el sistema de alcantarillado de Guadalajara siendo la calle de Gante la más afectada. El saldo oficial de las explosiones fue de 212 muertos, 69 desaparecidos, 1800 lesionados, se destruyeron ocho kilómetros de calles, resultaron afectaron mil 142 viviendas, 450 comercios, 100 centros escolares y 600 vehículos.

Luego de las explosiones, la sociedad civil reclamó a Cosío Vidaurri su renuncia por presunta negligencia a través de protestas públicas a lo que el priista respondió negativamente​ y ocho días más tarde renunció al cargo y solicitó licencia,​ acusado también de presuntamente asignar obra pública a familiares. NR

Compartir