Foto: Cuartoscuro

Compartir

Marco Antonio Aguilar

El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a respetar la legalidad y apostar a la democracia, pero aseguró que no tiene ningún enemigo, por lo que no buscará una denuncia contra los creadores de la llamada “Operación Berlín: conjura antiAMLO”, publicada hoy por ejecentral.

“Esto no es venganza, es ponerlo de ejemplo porque ilustra hacia adelante, porque no es el propósito para nada vengarnos, es invitar nada más a que todos respetemos la legalidad, que todos apostemos a la democracia, que actuemos con honestidad, a portarnos bien todos”, afirmó.

López Obrador señaló que antes tenía adversarios, que ahora hay una polémica y la seguirá manteniendo y es contra los conservadores “porque esa sí es interesante”.

El mandatario fue cuestionado por la estrategia creada en redes sociales, en la que empresarios e intelectuales planearon y apostaron por la creación de contenido para atacar puntos débiles del entonces candidato de Juntos Haremos Historia, que publicó este periódico.

Esta declaración se da en el marco de la conferencia de esta mañana en la que el Presidente de México destapó al empresario presuntamente detrás del financiamiento del documental “Populismo en América Latina”, contra quien presentará denuncia por posible delito electoral y hasta lavado de dinero.

En el caso de las páginas Populismo Autoritario, Prensa México, Político Meme e Injoportable, que se dedicaron antes y durante la campaña presidencia a crear contenido en contra del morenista, dijo que “amor y paz”.

“No hay ningún problema, no tenemos nosotros enemigos, ni queremos tenerlos”.

ejecentral publicó este jueves Operación Berlín: Conjura AntiAMLO. Testimonios y documentos señalan una campaña ideada y operada por un grupo que encabezaron Enrique Krauze y Fernando García Ramírez, para intentar descarrilar la candidatura de López Obrador.

Compartir