Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Oaxaca podría hacer historia al convertirse en la segunda entidad federativa, además de la Ciudad de México, en despenalizar el aborto si así lo votan en el Congreso del estado.

El proyecto de ley avanza en dos fases, la primera es echar atrás la reforma constitucional de 2009 en la que se garantiza “el derecho a la vida desde la concepción”, es decir se le imputaron derechos al óvulo fecundado. 

Cabe señalar que en 2013 este argumento se llevó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ahí se advirtió que la legislación antiaborto afectaba el ámbito de competencia de las autoridades municipales de salud, al impedirles cumplir las normas oficiales mexicanas (NOM) en caso de violaciones sexuales en contra de mujeres y con respecto a su obligación de ofrecer servicios de salud reproductiva y planificación familiar. Sin embargo el argumento fue desechado, pero hoy el Congreso vuelve a poner la medida a discusión. 

La segunda fase se concentraría en modificaciones al capítulo VII del Código Penal del Estado, ya que ahí se asientan la pena de uno a cinco años de cárcel a las mujeres que abortan y de uno a seis años de prisión para los médicos que realicen interrupciones del embarazo. 

La legislación de Oaxaca igual resalta por su ambigüedad. En ese estado las mujeres pueden pasar más tiempo en prisión por abortar si no pueden comprobar criterios de tipo, “que no tenga mala fama; Que haya logrado ocultar su embarazo; Que éste sea fruto de unión ilegítima”. 

Hilda Luis, promotora de la iniciativa 

La morenista Hilda Luis es quien empuja la Ley de Interrupción Legal del Embarazo antes de las 12 semanas de gestación y en la presentación del proyecto resaltó “legalizar el aborto, es reconocer el derecho pleno de la mujer”.

Actualmente en Oaxaca se practican cerca de 9 mil abortos de forma clandestina, de acuerdo con datos de los Servicios de Salud del estado, por lo que la medida podría prevenir potencialmente la muerte de mujeres y que estas accedan a una interrupción del embarazo legal, segura y gratuita. 

El INEGI señala que el 17% de estos abortos son mujeres menores de 20 años, siendo el aborto la tercera causa de mortalidad materna en Oaxaca. Cabe señalar también que las mujeres que habitan en este estado enfrentan las acusaciones legales por haberse realizado un aborto en la clandestinidad. Al momento se tienen registradas 49 carpetas abiertas de investigación por el delito de aborto.

Se perfila el “Sí” 

De los 42 legisladores, la diputada de Morena estima que al menos 28 votos sean a favor, mismos que provienen de las bancadas de su partido, del PT y de independientes. 

Mientras que las bancadas del PRI, PAN, PVEM y PES darían su negativa. El Congreso oaxaqueño necesita 22 votos a favor para aprobar la iniciativa de despenalización del aborto por mayoría simple, pero con 28 logra aprobar la reforma constitucional que requiere el proyecto de ley. 

Mujeres se hacen presentes

A través de plataformas como Twitter, mujeres y colectivos feministas se hacen presentes para urgir la despenalización del aborto. 

En el sitio Change.org el Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres lanzó una petición titulada “Congreso de Oaxaca debe garantizar la Interrupción Legal del Embarazo” y que suma hasta las 12:00 horas más de 3 mil firmantes. 

“Mantener en la ilegalidad bajo el principio de criminalizar la interrupción del embarazo, es una falla del Estado, una expresión de injusticia y desigualdad social, además de violaciones graves y sistemáticas a los derechos humanos de las mujeres.”, indica el Colectivo en la petición. 

Sin embargo, la oposición también se ha plantado en las puertas del legislativo local y con protestas y rezos buscan ejercer presión para que el Congreso rechace la iniciativa. NR

ES DE INTERÉS |

Compartir