Compartir

Marco Antonio Aguilar

Entre sus pasillos y salones se vivieron las escenas que construyeron el basamento institucional de México. Se discutieron y firmaron los acuerdos políticos que frenaron guerras y golpes de Estado, y sus patios han sido recorridos por personajes que, desde hace más de 700 años, forman parte de la historia. Ahora, después de más de 30 años de estar casi en el olvido, retoma su papel, como núcleo del poder. 

Todo inició con la construcción de la antigua Tenochtitlan, que con el paso de los años fue sepultada bajo paredes cubiertas de piedra de chiluca y tezontle, estilo mezcla de neoclásico, barroco y neocolonial, y pisos empedrados, que dieron vida a uno de los edificios más representativos y reconocidos desde el nacimiento de la Nueva España: Palacio Nacional.

Dale clic al las marcas amarillas y descubre toda la información


En el recinto de más de 500 años, las primeras leyes que rigieron la vida económica y social de México fueron discutidas y aprobadas; Madero estuvo preso antes de ser asesinado; y Benito Juárez, el Benemérito de las Américas, murió en una habitación que hoy conserva cada detalle en su lugar.

Fue vivienda de Moctezuma, de la Corona española y de la mayoría de los gobernantes mexicanos. Cada uno, plasmó huellas a su paso, desde ordenar construcciones nuevas, arreglos, adornos o simplemente por la importancia de los invitados que asistieron. Muros, techos y escaleras, cuentan una historia, que hoy recuperamos a detalle.

Dale clic al las marcas amarillas y descubre toda la información

Desde su construcción en 1521, diferentes episodios han marcado Palacio Nacional, como un incendio que consumió gran parte de la obra y que causó su demolición casi por completo, pero que un siglo más tarde lo vio renacer con mayor tamaño. 

El Palacio Virreinal, como fue conocido en sus inicios, también fue centro de golpes de Estado, detenciones, pero también fungió como despacho de algunas dependencias de gobierno que crecieron en su interior y permitieron a México constituirse como nación. 

Dale clic al las marcas amarillas y descubre toda la información

Las últimas tres décadas, los presidentes de México minimizaron su utilización y concentraron la vida política en Los Pinos. Pero con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, Palacio Nacional recuperó el agitar político cotidiano e incluso su vida familiar, porque allí convive con su esposa e hijo más pequeño. 

Descubre la cronología del inmueble dando clic a las flechas

El próximo 15 de septiembre, el Balcón Presidencial será sede del Grito de Independencia, como ocurre hace 195 años, por eso hoy reconstruimos y diseccionamos su historia, y valor político.

GALERÍA


Compartir