Compartir

Redacción ejecentral

Durante los últimos cuatro años, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) ha destituido a más de 15 jueces y magistrados a quienes se les relaciona con temas de corrupción, colusión son la delincuencia organizada, nepotismo y acoso sexual, entre otros delitos.

El caso más sonado es el del magistrado Isidro Avelar Gutiérrez, a quien Estados Unidos acusó por presuntos vínculos con el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), por lo que fue suspendido seis meses sin pago a partir del 17 de mayo de este año.

También resalta el caso del extitular del juzgado sexto del estado de Jalisco, Francisco Martín Hernández Zaragoza, quien fue investigado desde el 2012 debido a más de cuatro acusaciones por abuso sexual realizadas por trabajadoras del mismo juzgado. A estas acusaciones se agregan también acusaciones de lavado de dinero y distintos actos de corrupción. A su vez, fueron inhabilitados los magistrados Jorge Alfonso Álvarez Escoto y Rubén Pedrero Rodríguez.

Entre los destituidos se encuentra Luis Armando Jerezano Treviño de Torreón, también conocido como “el juez casinero”, acusado de recibir sobornos y de lavado de dinero a favor de la construcción de propiedades de Juan José Rojas Cardona, el “Zar de los casinos”.

El juez de Toluca, Francisco Ramos Silva, fue destituido desde el 2016 por acoso sexual contra una servidora pública.

En Baja California, el juez de distrito Carlos Cataño González fue inhabilitado por diez años debido a su vinculación con amparos para la entrada ilegal de autos. Por el mismo cargo, en 2014 fueron suspendidos el juez de Guerrero, José Neals André Nalda, el juez de Mexicali, José Daniel González Vargas y Juan Manuel Serratos García, magistrado de Baja California Sur.

El exmagistrado Guadalupe Luna Altamirano, conocido por liberar al hijo de “El Chapo”, también fue destituido a partir de 2017 debido a que sus sentencias que beneficiaban al crimen organizado. (Vía El Universal)

El exsecretario de acuerdos del Noveno Distrito, Esiquio Martínez Hernández, fue acusado de enriquecimiento ilícito luego de que se hicieran movimientos desde su cuenta por más de 400 millones de pesos. Igualmente, el magistrado jubilado Margarito Medina Villafaña fue acusado de acoso en 2013, lo que podría costarle su jubilación. (Con información de El Universal) NM

Compartir