Compartir

Miguel Torres

mtorres@ejecentral.com.mx

Si tu idea es comprar un auto seminuevo, aquí te damos algunas recomendaciones que debes considerar para que tu adquisición sea lo más segura posible y evites dolores de cabeza.

Hay dos caminos para hacerte de un auto usado. La primera, en las agencias de las diferentes marcas. En ellas encuentras vehículos certificados donde pueden ofrecerte alguna garantía, de acuerdo al modelo y condiciones del auto, y hasta algún tipo de crédito. Otra manera es comprarlo a empresas vendedoras de autos o a un particular en un trato directo, en el que puedes negociar el precio. 

Como sea el camino por el que lo obtengas, es importante revisar perfectamente las condiciones del auto y que los papeles estén completos y en regla.

Primero te sugerimos que compares el precio, ya que algunas ocasiones pueden ser muy atractivos, pero seguro es porque el auto presenta detalles que no verás a simple vista y después te sacarán los ojos por las reparaciones que deberás pagar.

Si es posible acompáñate de alguien que sepa de mecánica y cosas técnicas, esto te evitará sorpresas más adelante.

Sobre los papeles, debes estar muy alerta: verifica que la factura sea original, que tenga pagadas todas las tenencias y que cuente con las verificaciones ambientales.

Además, que la tarjeta de circulación tenga los datos correctos del auto y se encuentre vigente. Échate un clavado en la página web del Registro Público Vehicular (www.repuve.gob.mx) para constatar que no tenga algún reporte de robo, y no olvides revisar que esté limpio de multas.

Si la compra es a través de un particular, recuerda pedir identificación oficial y realizar una carta responsiva. De esta manera, ambos garantizan las condiciones de la compra-venta.

TIP Pide una prueba de manejo. Cada ruido o sensación que percibes es de gran importancia para tu decisión.

Y si eres de los que desconfían hasta de su sombra, que en este caso es una virtud, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) tiene un programa denominado “Compra Segura”, donde te ayudan a verificar que cada uno de los documentos sean legales y el auto de buena procedencia.

Una vez que hayas comprado tu auto usado, acude cuanto antes a la Secretaría de Movilidad (Semovi) para realizar los trámites de alta y baja de propietario. Así podrás ponerlo a tu nombre y si requieres hacer cambio de placas, también puedas llevarlo a cabo. 

la «huella digital» de tu vehículo

Todos los autos tienen una “huella digital” a través del VIN (Vehicle Identification Number) y existen empresas que ofrecen todo el historial de un automotor, lo que permite tener la certeza de la compra. Este número se encuentra generalmente en el tablero de los autos, así como en el chasis del mismo y se integra de la siguiente forma:

 Es una secuenciade letras y números único para cada vehículo y se integra de 17 dígitos.

 La industria automotriz en el mundo lo utiliza para identificar un automóvil.

 No puede incluir las letras I, O ni Q, de esta forma se evitan confusiones con lo números 0 y 1.

Se integra de la siguiente forma:

A) El primer caracter (número o letra) identifica el país en el que se ensambló. El segundo signo identifica la empresa fabricante, y que el tercero corresponde a la categoría del auto. 

B) Los seis signos subsecuentes permiten identificar las características generales del vehículo.


C) Este signo equivale al año en el que el auto fue elaborado. 

D) Los últimos números ofrecen datos como la planta ensambladora y
el tipo de motor.


Compartir