Compartir

Redacción ejecentral
jacobson

@EmbRoberta

Roberta Jacobson, embajadora de EU en México se dijo optimista en que la renegociación del TLCAN beneficiará a los países que lo integran.

Durante su participación en el foro  “True economic talks: Afrontando el cambio”, la canciller se dijo optimista en que México, Canadá y Estados Unidos trabajarán juntos en una renegociación del acuerdo de una manera que beneficie a todos, pues ese debe ser el objetivo.

La funcionaria estadunidense precisó que la administración Donald Trump no ha decidido si el TLCAN va a continuar de manera bilateral o trilateral, pero lo que es seguro es que las negociaciones van a iniciar dentro del marco ya existente del acuerdo comercial.

Enfatizó : «Creo que podemos usar el nombre del foro, ‘Afrontando el cambio’,  no hay una cosa que podamos hacer solos. Cuando hablamos de América del Norte estamos hablando de lo que hemos construido, nosotros como socios hemos construido una potencia económica que es realmente fuerte, pero que aún tiene más potencial».

En dicho foro, Jacobson abordó el tema  de las visas estadunidenses y aclaró que hasta ahora el proceso no ha cambiado mucho, aunque reconoció que existe una percepción de  que es más difícil ir al país vecino.

Señaló que el único cambio «es muy pequeño», pues si ya se cuenta con una visa vencida, tienen que regresar a la embajada por una entrevista.

La diplomática afirmó que México y Estados Unidos continuarán trabajando juntos en materia de seguridad, pues son problemas que afectan el clima de inversión y no respetan fronteras.

La embajadora consideró que México merece  mucho crédito por mantener la estabilidad macroeconómica y el crecimiento en un entorno económico mundial muy difícil, “eso no es algo trivial”, no obstante, agregó, existen dos temas que afectan el clima de inversión en México y son la seguridad y la corrupción.

En cuanto al tema de seguridad, Jacobson destacó que ambos países han sido socios y han trabajado juntos por muchos años, y anticipó que continuarán enfrentado retos y problemas graves que son mutuos.

“Estamos hablando de organizaciones transnacionales criminales, el reto de migración y desafíos sociales, y esos, como muchos otros problemas, no respetan las fronteras, y tenemos que cooperar para vencerlos”, argumentó en lo referente al nacotráfico.

Sobre corrupción dijo que sigue siendo un problema en México, pero que la aprobación de la reforma anticorrupción en el país es algo histórico, pero ahora lo más difícil es asegurar que la lucha contra este fenómeno social se aplique plenamente y promueva la transparencia y el juego limpio.

“Esa es la cosa más difícil, implementar la cosas que ya son parte de la ley y asegurar que eso es realmente parte de la vida cotidiana de todos los ciudadanos en México”, subrayó.

Compartir