Compartir

AFP

SANTA FEEU.- Diez personas murieron cuando un estudiante abrió fuego contra sus compañeros de clase en una escuela secundaria de Texas el viernes, dijeron las autoridades, mientras el presidente Donald Trump consideró lo ocurrido como «absolutamente horrible».

El estudiante que este viernes atacó a sus compañeros en la secundaria Sante Fe, un suburbio de Houston, llevó a cabo el ataque con una escopeta y un revólver calibre .38 de su padre, dijo el gobernador del estado de Texas.

«No tengo información en este momento de si el padre sabía o no que su hijo había tomado estas armas», dijo el gobernador Greg Abbott en rueda de prensa, agregando que se creía que el padre poseía legalmente ambas armas.

Abbott también dijo que el sospechoso, que no ha sido identificado, colocó varios tipos de explosivos en una casa y un vehículo, incluido un cóctel molotov.

Antes, el distrito escolar de la localidad de Santa Fe había señalado en su sitio web: «Esta mañana ocurrió un incidente en la escuela secundaria que involucró a un tirador activo. El distrito cerró el centro educativo».

Alguien entró con un rifle y comenzó a disparar, y esta chica resultó herida en la pierna«, dijo una testigo identificada con el nombre Nikki, al canal local KTRK.

Los estudiantes habían abandonado el lugar en estado de pánico, según mostraron las cámaras de varias televisoras locales.

El padre de un estudiante, Richard Allen, dijo a KTRK que había llegado a la escuela poco después del tiroteo y que había visto a varias víctimas trasladadas en ambulancias.

Buscaremos mantener las armas lejos de quienes suponen una amenaza

El presidente Donald Trump se pronunció ante los hechos y dijo que su administración está determinada a hacer todo su poder para proteger a los estudiantes y la seguridad de las escuelas.

Esto ha estado ocurriendo durante demasiado tiempo en nuestro país», dijo

Y agregó que su administración estaba decidida a hacer «todo lo que esté a su alcance» para mantener las armas lejos de las manos de aquellos que suponen una amenaza para ellos y para otros, así como para proteger a los estudiantes.

Debemos trabajar juntos en todos los niveles de gobierno para mantener a nuestros chicos a salvo», agregó.

«Día muy triste, muy, muy triste», agregó.

Ante los hechos, también el vicepresidente de EU, Mike Pence y la primera dama Melania Trump reaccionaron en sus cuentas de Twitter. Pence envió un mensaje a los estudiantes y sus familias a quienes dijo «estamos con ustedes». Por su parte, Melania indicó en un breve mensaje que su corazón va este día con Santa Fe y Texas.

Compartir