Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que existe una crisis de migrantes en México, derivada de la situación difícil de América Central, esto tras la fuga de alrededor de mil 300 centroamericanos de la Estación Migratoria del Siglo XXI de los cual aún no se sabe el paradero de 600.

Hoy va a informar la Secretaría de Gobernación. Acabamos de acordar que se dé toda la información sobre lo sucedido el día de ayer. Van los responsables de la política migratoria en el país a informar. Va a estar Alejandro Encinas  (subsecretario de Derechos Humanos y Población) dándoles toda la información”, dijo en conferencia el mandatario.

A pregunta expresa sobre el manejo de la crisis de migrantes el Ejecutivo Federal indicó que  “en efecto, es un asunto complejo, porque se ha desatado una crisis en los países centroamericanos que tiene que ver con la falta de oportunidades para que la gente tenga trabajo, empleo y también con violencia.”

López Obrador indicó que la postura de su gobierno ante el arribo de migrantes por la frontera sur de México, en su mayoría centroamericanos, es darles oportunidades de empleo y protegerlos para evitar que sean víctimas de abusos, “nosotros estamos ayudando a nuestros hermanos centroamericanos, pueblo y gobierno».

Por otra parte, el Instituto Nacional de Migración (INM) informó que la salida no autorizada de personas albergadas en la Estación Migratoria Siglo XXI fue promovida por cubanos; el organismo puntualizó que la salida no pudo ser detenida ya que  el personal no dispone de ningún equipamiento de contención, por lo que no hubo confrontación con las personas que salieron de manera masiva.

NR

Compartir