Compartir

Tomás de la Rosa

Con todo y una marginal baja de 0.02% en la inflación de la primera quincena de agosto, respecto al cierre de julio, en términos anualizados, el incremento generalizado de precios fue de 5.6%, cifra que se ubica como la segunda más alta en 20 años. Incluso, también es la undécima quincena consecutiva que la inflación supera la meta máxima de 4.0% del Banco de México.

Así, en lo que va del año, el salario mínimo —que hasta junio pasado recibieron más de 14.2 millones de trabajadores— perdió 5.7 pesos de su poder adquisitivo.

Es decir, los 140.7 pesos del minisalario perdieron el equivalente a 3.1 bolillos (según precios en la CDMX, que es de 1.8 pesos por pieza) o 300 gramos de tortillas (a precios de la CDMX, que es de 18 pesos, según datos de la Secretaría de Economía). Así, el poder de compra del salario se ubica en 136 pesos.

Según el Inegi, el precio de la canasta de consumo mínimo, utilizada por el Coneval para medir la pobreza laboral, aumentó en 6.38%. Si el salario mínimo se dedicara en su totalidad a dicha canasta, habría perdido 9.0 pesos de su poder de compra.

Baja inducida

La inflación esperada para la primera quincena, por 30 economistas consultados por Citibanamex era 0.09%. Sin embargo, el —0.02%, para Marcos Arias, economista de Monex Grupo Financiero, “responde principalmente a la fuerte caída quincenal de 15.1% en los precios del gas LP (…) y en esta ocasión se enfrentaron a la fuerte regulación del gobierno y, en menor medida, a la caída de los precios de las referencias internacionales”.

Pese a la contracción respecto a julio, la inflación anualizada del gas LP fue de 13.7%, incremento similar al 15.1% registrado en el precio de la tortilla de maíz, y al 14.4% del pollo. Los mayores incrementos se presentaron en el aguacate (+21.4%), carne de cerdo (+18.5%) y gasolina premium o “alto octanaje” (+16.5%).

Así, con el dato reportado, algunos economistas dudan que en la próxima reunión del Banco de México (30 de septiembre) se aumente la tasa de interés objetivo. Aunque, hay un consenso que la tasa concluya el año en 5.75%, es decir, 25 puntos base más en alguna de las tres reuniones programadas para lo que resta del año.

Pese a lo anterior, el economista en jefe del Banco Ve Por Más, Alejandro Saldaña, estimó que la inflación “seguirá arriba del 5.0% hasta fines del primer trimestre de 2022”. 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir