Compartir

Oscar Moha

Grupos evangélicos de todo el país han decidido que sea una candidata la que sustituya al presidente Andrés Manuel López Obrador. Esta vez, sus votos esparcidos por toda la República, apostarán en esta ocasión no por un partido, sino por una mujer.

El verdadero problema del país es la corrupción y la impunidad, y las mujeres tienden más a la honestidad, al servicio y a la lucha contra la corrupción. Además México está preparado para que una mujer dirija los destinos del país, ya es hora”, coinciden.

También tienen en la mira a las legisladoras priistas Claudia Ruiz Massieu, Beatriz Paredes Rangel y Dulce María Sauri Riancho. Esto sin descartar a la panista Josefina Vázquez Mota y a la senadora por Movimiento Ciudadano, Patricia Mercado, quienes ya tienen experiencia en la contienda presidencial. 

La definición del nombre dependerá también, de la agenda que cada candidata ofrezca a los electores y que comulgue con los principios cristianos.

Según del más reciente Censo de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) , la presencia de grupos evangélicos en México pasó de 7.5% en 2010 a 11.2% en 2020. Así, la zona del sureste se erige como la que más evangélicos aporta al país y como ejemplo está Veracruz, que se consolida como la entidad con más templos de estas agrupaciones al contener tres mil de ellos y tres mil 200 pastores. Le sigue Tabasco con dos mil iglesias y dos mil 300 líderes pastorales. En tercer sitio se ubica Chiapas con mil 900 iglesias y dos mil pastores.

La Ciudad de México, entidad donde converge la mayoría de las religiones, solamente alberga a mil 500 templos evangélicos y dos mil pastores. 

A esta le siguen en número de templos Guerrero, en la región suroeste del país, con mil 300; además de Chihuahua, Oaxzaca, Yucatán y Baja California. 

En contraste, la región del centro-norte del país —integrada por Nayarit, Jalisco, Colima, Guanajuato y Puebla—es la que aporta menos templos con apenas dos mil 200 sitios y dos mil 750 feligreses. Aunque la región noreste es una de las que aporta un número importante de templos con cuatro mil 950 templos y cinco mil 750 pastores.

Comienza la campaña

Luego de los resultados electorales de junio pasado, en ocho entidades del país donde seis mujeres resultaron ganadoras en igual número de gubernaturas, los grupos evangélicos de Veracruz, Ciudad de México, Puebla, Tabasco, Jalisco, Chiapas, Yucatán, Guanajuato y del estado de México, consultados por ejecentral, coincidieron en que una mujer puede ser la próxima Jefa del Ejecutivo. 

Son estas entidades las que más votos aportan en la justa electoral. 

En reuniones con líderes denominacionales, presidentes de alianzas pastorales y laicos que han participado en cargos de elección o tienen experiencia en asuntos políticos, se acordó comenzar una trabajo estado por estado para realizar encuestas sobre preferencias partidistas y generalizar la idea de que una mujer puede y debe gobernar al país en el próximo sexenio. 

Este argumento se basa en que “ellas, por su propia naturaleza espiritual, ética y moral sabrán disminuir los índices de impunidad y corrupción que han hecho de México un país peligroso, deshumanizado y corrupto en todas sus estructuras”, comentaron como conclusión los convocantes.

Experiencias pasadas

Estos grupos se han reunido en diversas épocas con las mujeres evangélicas que tuvieron puestos claves en antaño como María de los Ángeles Moreno, a quien propusieron lanzarse como candidata, en lugar de Ernesto Zedillo, pero su disciplina salinista le impidió aceptar. 

También sugirieron a quien fuera diputada federal del recién creado Partido de la Revolución Democrática, (PRD) Evangelina Corona Cadena, llegar a una senaduría para de ahí lanzar su candidatura a la Presidencia. Ella fue la dirigente del “Sindicato de Costureras 19 de Septiembre” desde donde defendió a ls trabajadoras explotadas. Renunció a la política para dedicarse de lleno a sus labores en la Iglesia Presbiteriana.

También fueron respaldadas por pastores las exsenadoras Blanca Judith Díaz Delgado y Diva Hadamira Gastelum Bajo por su ascendencia evangélica, pero los partidos a los que pertenecían no les dieron oportunidad de escalar en la política. 

Otras mujeres que simpatizan con las congregaciones evangélicas y que también fueron respaldadas en sus actividades políticas por pastores y militantes evangélicos fueron la exgobernadora de Zacatecas, Amalia García Medina y la periodista del PRI, Beatriz Pagés Rebollar, entre otras.  

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir