Compartir

AFP

Boeing cayó en territorio negativo en el primer trimestre, registrando una pérdida neta de 641 millones de dólares, tras la paralización del tráfico aéreo y los pedidos de nuevos aviones como consecuencia de la pandemia del nuevo coronavirus.

El gigante aeroespacial anunció planes para reducir su fuerza laboral en 10% y cortará la producción de sus principales aeronaves comerciales, incluyendo el 787 y el 777, dijo el director ejecutivo David Calhoun en un mensaje a los empleados que acompañó los resultados empresariales.

Los ingresos trimestrales cayeron 26,2% en un año a 16.910 millones de dólares, empujados por una caída de aproximadamente un tercio en la entrega de aviones civiles.

En el primer trimestre de 2019, Boeing marchaba en verde, con ganancias de 2.100 millones de dólares.

Compartir