FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

Un juez de Distrito dictó sentencia de 22 años de prisión a un capitán y cuatro elementos de Infantería de Marina por el delito de desaparición forzada luego de que, en agosto de 2013, detuvieran a un hombre que fue reportado como desaparecido y, posteriormente, sus restos fueron hallados cerca de una estación de la Marina.

El delito, se perpetró en el municipio de Anáhuac, Nuevo León, el 3 de agosto de 2013 cuando Armando Humberto tuvo una discusión con otra persona, la cual terminó en golpes. En su trayecto a la comandancia para aclarar el altercado, fue interceptado por los elementos de la Marina y llevado preso a bordo de un vehículo militar.

La Marina informó a su familia que Armando Humberto se encontraba detenido, sin embargo, posteriormente se le comunicó que no se encontraba bajo arresto.

Su familia presentó una denuncia ante la extinta PGR y tras realizar indagatorias, su cuerpo fue hallado cerca de un campamento de la Marina en estado de descomposición.

Por estos hechos fueron detenidos ocho elementos de la Marina, empero, solo cinco fueron sentenciados, gracias a que el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Nuevo León brindara acompañamiento a su familia. CJG

Compartir