Compartir

Elizabeth Hernández

A pesar de la rápida propagación de Ómicron por el mundo, algunos países rechazaron el mes pasado más de 100 millones de vacunas del programa global Covax al considerar que tenían una fecha de caducidad muy reducida, lo que dificultaba su distribución en terrenos con poca infraestructura.

Etleva Kadilli, directora de Suministros del Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF), detalló que la cantidad de dosis rechazadas revela las dificultades que tienen algunos de los países más pobres que no cuentan con instalaciones de almacenamiento y refrigeración.

La falta de infraestructura también ha hecho que estos países tengan que retrasar los pedidos y entregas de estas dosis, que acabarían por desperdiciarse al no poder ser distribuidas de manera más rápida.

Parte del problema radica en que las donaciones de países ricos a Covax son de dosis con muy poco tiempo de vida útil, lo que perjudica su distribución en territorios con menos recursos e infraestructura.

Datos de la alianza global para vacunas e inmunizaciones (GAVI) muestran que 150 países han recibido casi mil millones de dosis anti-Covid a través de Covax, y que la mayoría tienen una fecha de caducidad muy amplia para evitar que se pierdan a pesar de la poca infraestructura de algunos de estos gobiernos. 

ES DE INTERÉS |

Advierten sobre efecto secundario de AstraZeneca

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir