Compartir

Brenda Mireles

Compartieron vuelos, espacios y hasta micrófonos, pero a cuatro días de que se supiera que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene Covid-19, ninguno de los integrantes de su gabinete y equipo de trabajo que estuvieron en contacto con él ha reportado contagios. 

El comportamiento del virus varía según la persona infectada, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido que la infección más probable se da poco antes de que la persona desarrolle síntomas y se intensifica al comienzo de la enfermedad.

Tomando en cuenta que el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez, reconoció en principio que el Presidente presentó síntomas leves el sábado 23 de enero en la noche (aunque después corrigió que habría sido al día siguiente), su carga viral pudo generar contagios desde el jueves anterior, el 21 de enero, como señala la OMS.

Entre quienes se encuentran fuera de riesgo de presentar un cuadro infeccioso o contagiar a más personas se encuentran el subsecretario Hugo López-Gatell y el canciller Marcelo Ebrard, quienes se aislaron inmediatamente y sus pruebas resultaron negativas. También está fuera de riesgo la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, pero ella no cumplió el protocolo de aislamiento.

Rosa Icela Rodríguez, titular de Seguridad, vio al presidente el domingo, por lo que aún está en el margen de presentar síntomas y reinfectarse; tampoco se aisló. Algo similar ocurrió con el jefe de la Guardia Nacional, general Luis Rodríguez Bucio, cuya prueba resultó negativa, pero continuó trabajando de forma normal.

Los secretarios de Marina y Defensa, almirante José Rafael Ojeda, y el general Luis Cresencio Sandoval, respectivamente; ninguno se aisló, ambos vieron al mandatario el domingo. Sólo el primero ha dado a conocer los resultados de una prueba, aunque el lapso de riesgo no a concluido.

El secretario de Bienestar, Javier May, viajó a la Ciudad de México el domingo con López Obrador, y no siguió los protocolos de aislamiento, incluso se presentó este jueves en la conferencia mañanera y aún no es tiempo suficiente para descartar algún contagio. 

Compartir