Foto Kenzo TRIBOUILLARD / AFP

Compartir

Redacción ejecentral

El Reino Unido dijo adiós a la Unión Europea (UE). Aunque la isla sigue adherida al continente, el Brexit da un nuevo sentido al territorio de poco más de 244 kilómetros cuadrados.

Este viernes fue un día de símbolos. El reloj terminó su conteo, repicaron las campanas y las banderas ondeaban en las calles para anunciar el fin a una sociedad que se fundó hace 47 años.

Pero una especial tristeza se vivía en Escocia, nación semiautónoma que votó muy mayoritariamente contra el Brexit y donde, por decisión de su Parlamento, seguirá ondeando la bandera europea.

«Esta tristeza está llena de ira», afirmó en Edimburgo la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, quien prometió «hacer todo lo posible» para conseguir un nuevo referéndum de independencia este año con el objetivo de volver a reintegrar el bloque europeo.

Ayer fue un día histórico, Gran Bretaña se asumió como isla. La prensa internacional no dudó en poner en sus portadas el acontecimiento, sin embargo en Estados Unidos el hecho no acaparó tanto espacio debido al curso del juicio político del presidente Trump.

En la era del “streaming” el mundo fue testigo de un momento simbólico. La retirada de la bandera del Reino Unido del interior del Consejo Europeo de Bruselas. Dos funcionarios retiraron el emblema, lo doblaron y dejaron el espacio del país exmiembro.

Lo que inició con May y terminó Johnson

La batalla por salir de la Unión Europea fue desgastante. Tanto que incluso cobró el puesto de Theresa May y el acuerdo de salida triunfante fue el del conservador Boris Johnson.

Mucho ha llovido desde la victoria del Brexit en aquella consulta, cuando 52% de los británicos votó por abandonar la UE. Pero, según una encuesta publicada esta semana, solo un 30% de los proeuropeos ha completado el «duelo» psicológico de esta ruptura.

Sin embargo, los intercambios comerciales diarios entre el Reino Unido y la UE continuarán como ahora hasta finales de 2020. Durante este período de transición de 11 meses, Londres y Bruselas negociarán su futura relación. Hasta entonces hay, sin embargo, algunos cambios prácticos.

Esta es la primera vez que la Unión Europea pierde a un Estado miembro, que además es uno de los países más ricos del bloque y una potencia militar. Con la partida de 66 millones de habitantes, la población de la UE pasa a aproximadamente 446 millones y su territorio disminuye en un 5.5%.

Derechos de los ciudadanos

La salida de Reino Unido no solo es un asunto comercial, la medida afecta a los ciudadanos. Según la ONU, alrededor de 1.2 millones de británicos viven en un país de la UE, principalmente en España, Irlanda, Francia, Alemania e Italia.

En virtud del acuerdo de retirada, los expatriados radicados a ambos lados del Canal de la Mancha antes del final del período de transición conservan sus derechos de residencia y de trabajo en el país de acogida.

Los ciudadanos europeos que residen en el Reino Unido deben registrarse para beneficiarse de estos derechos. Para los británicos que viven en la UE, los procedimientos cambian de un país a otro.

La libertad de circulación se aplica hasta fines de diciembre de 2020. Los detalles de los derechos recíprocos se negociarán a partir de ahora. (Con información de AFP) NR

Los lamentos

Los diarios The Guardian y The National son los que han mostrado sus descontento a la noticia del abandono de Reino Unido a la Unión Europea.

La celebración es mayor

Para muchos británicos es un gran logro y así lo demuestran en las portadas de cada uno de los diarios.

ES DE INTERÉS |

Se consuma el Brexit, ¿qué cambia el 1 de febrero?

Reino Unido hace historia con el Brexit

Eurocámara ratifica por mayoría el Brexit

Líderes de la UE firman el Brexit

Brexit ya es ley, reina Isabel II lo ratifica

Compartir