Imagen ilustrativa. Foto: Cortesía

Compartir

Redacción ejecentral

La serie de microsismos que la última semana se registraron en la Ciudad de México, se deben a que a capital está ubicada sobre la Faja Volcánica Trans-Mexicana (FVTM), «uno de los rasgos fisiográficos más importantes del país, que cruza desde el Golfo de México hasta el océano Pacífico».

El Proyecto Chema Tierra, especializado en ciencias de la Tierra, explica que, dentro de esta franja se hallan los volcanes Popocatépetl, Iztaccíhuatl, Ajusco y el Nevado de Toluca, así como una geología y tectónica compleja.

Además, la cercanía de la Ciudad de México a la costa, la convierte en receptora, pero también en punto de origen de movimientos y epicentros al interior.

El portal especializado también señala que México es una de las regiones con mayor actividad sísmica, lo que se debe a que el país se encuentra sobre cinco de las grandes placas tectónicas de la Tierra.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, coincidió, tras una reunión con científicos y expertos en el tema, en que la serie de microsismos con epicentro en el poniente de la ciudad, ocurridos esta semana, «son productos del reacomodo en las fallas geológicas activas que se hallan entre 2 y 4 km de profundidad y que son parte de lo que los expertos llaman la faja volcánica transmexicana».

ES DE INTERÉS

CDMX refuerzan medición por “enjambres” de microsismos

Niegan que Popocatépetl o Línea 12 del Metro causen microsismos

Compartir