FOTO: AFP

Compartir

AFP

PARÍS, Francia.- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidió este miércoles ante las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos la cooperación de Washington para «reinventar» un nuevo tipo de multilateralismo acorde a las realidades del siglo XXI.

Podemos construir el orden mundial del siglo XXI basado en un nuevo tipo de multilateralismo», más eficiente, responsable y que brinde resultados. «Estados Unidos es quien inventó esta teoría. Ahora, es quien debe ayudar a preservarla y reinventarla», dijo.

En su discurso, el jefe del Estado francés también cuestionó la opción por el «aislacionismo».

Podemos optar por el aislacionismo, la retracción y el nacionalismo. Es una opción que puede ser tentadora como un remedio para nuestros miedos. Pero cerrar la puerta al mundo no detendrá la evolución del mundo», expresó.

En el tercer día de su visita de Estado a la capital estadounidense, Macron pronunció un discurso ante una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso, donde delineó las coincidencias y divergencias con la Casa Blanca.

AFP_Macron

Evitar guerras comerciales entre aliados

Una de esas divergencias surgió con toda su fuerza cuando el jefe de Estado francés criticó abiertamente la tendencia al «aislacionismo» y advirtió sobre los efectos de una guerra comercial generalizada, en especial entre países aliados.

Se trata de una referencia a iniciativas adoptadas en los dos últimos meses por la Casa Blanca, en particular contra China pero que podrán afectar también directamente a las relaciones entre Washington y los países de la Unión Europea.

Macron dijo que semejante escenario «no es consistente con nuestra misión, ni con nuestra historia ni con nuestro compromiso con la seguridad global», y que además «destruirá empleos y elevará los precios», haciendo que las clases medias paguen la cuenta.

Estados Unidos impuso pesados aranceles a la importación de acero y aluminio pero incluyó una exención temporaria a un grupo de países, incluidos los de la UE.

Sin embargo, la semana pasada el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, dijo que su país no acepta que esa exención sea temporaria, en una posición que de una forma u otra expresaron los otros países del bloque europeo.

La delicada cuestión de Irán

Las coincidencias y divergencias quedaron también en evidencia en la parte del discurso en que Macron delineó su visión sobre las relaciones con Irán. 

En consonancia con una posición defendida por Estados Unidos, Macron dijo que Irán no poseerá «nunca» armas nucleares, «no ahora. Ni en cinco años. Ni en diez años. ¡NUN-CA!»

Sin embargo, el mandatario francés aseguró que su país no se retirará del acuerdo firmado por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, China y Rusia en 2015 con Teherán a raíz de su política nuclear.

De acuerdo con Macron, la convicción de que Irán no puede tener acceso a un arma nuclear «no debe nunca conducirnos a una guerra en el Medio Oriente».

El gobierno de Trump no esconde su insatisfacción con el acuerdo firmado en 2015 con Irán junto a un grupo de países, y ha hecho ver la posibilidad de retirarse de ese entendimiento.

El martes, Macron y Trump lanzaron la idea de un «nuevo» acuerdo que «complemente» el documento firmado, pero Irán y Rusia ya descartaron cualquier nuevo acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

Este miércoles, Macron dijo que la «nueva» negociación debe atender a cuatro «pilares»: la «substancia» del acuerdo actual, la situación más allá de 2020, la contención de la influencia de Irán en su área, y las pruebas misilísticas.

«Trabajar juntos» sobre cambio climático

El mandatario francés también expresó su convicción de que «un día» Estados Unidos «retornará y se unirá al Acuerdo de París» sobre cambio climático.

Enfrentémoslo. No hay Paneta B», dijo Macron. «Tenemos desacuerdos entre Estados Unidos y Francia. Pasa, como en toda familia», aunque estimó que esas diferencias son para el corto plazo. «Estoy seguro de que podemos trabajar juntos» en temas de medio ambiente, señaló.

El discurso de Macron fue recibido apasionadamente por legisladores del partido Demócrata, y con cierta frialdad por los del partido Republicano, en especial por el sutil distanciamiento de las propuestas defendidas por Trump.

El Representante conservador Kevin McCarthy comentó que Macron «se refirió a que Irán no debe tener un arma nuclear. Pero si permanecemos en el acuerdo, Irán tendrá un arma nuclear».

En contrapartida, el senador Demócrata Dick Durbin, no escondía su entusiasmo. «Me encantó el discurso», dijo.

No diría que fue una respuesta directa (a Trump) (…). Pero ha dejado claro que el pueblo de Francia y de Europa tiene sentimientos fuertes con relación al cambio climático y sobre el acuerdo nuclear con Irán».  FR/EC

Compartir