Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El Gobierno de México habría amenazado a Estados Unidos con retirar los cargos contra el exsecretario de la Defensa Nacional salvador Cienfuegos, o de lo contrario los agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA) serían expulsados del país.

De acuerdo con The New York Times, esta “advertencia” fue consecuencia de la indignación que produjo la noticia sobre la detención de Cienfuegos Zepeda, lo cual, indica el diario, fue visto como “una afrenta, una traición, una violación atroz de la confianza entre los aliados”.

La advertencia, indica NYT, parece haber dado resultado, luego de que se confirmara que los cargos por narcotráfico fueran desechados a petición del fiscal general William Barr.

Desde hace varios años las autoridades mexicanas y estadounidenses han trabajado juntos para la investigación y detención de integrantes de grupos criminales de gran relevancia, no obstante, las acusaciones hacia Cienfuegos se hicieron de manera “discreta”.

“El departamento de Justicia acusó discretamente a Cienfuegos el año pasado y luego esperó a que el general visitara Estados Unidos para aprehenderlo”, indica el diario neoyorkino.

Frente a ello, considera que el hecho de prescindir de la cooperación mexicana para detener a un exfuncionario, hacer que las autoridades se molesten por ello y luego retirar la acusación es “un retroceso importante” para la justicia estadounidense.

En este caso, considera NYT, las autoridades estadounidenses apelaron a “consideraciones sensibles e importantes de política exterior” más allá de los temas de seguridad nacional, hecho que fue bien recibido en México, sobre todo por parte del presidente, quien ha manifestado su cercanía con el Ejército.

El descontento por parte de México a las investigaciones realizadas en su territorio y la no comunicación de ello por parte de Estados Unidos, fue matizada por el presidente López Obrador:

“Lo que no se vale es de que ellos participen en México, incluso vinculen a instituciones de México, sacan información y resuelve, sin dar a conocer al gobierno de México qué ses lo que están investigando”.  

El canciller Marcelo Ebrard dijo que Cienfuegos Zepeda entraría a  México como un ciudadano libre, pues no hay ordenes de aprehensión en su contra; al respecto, los abogados del general aseguraron que viajarían a México en caso de que se le abriera un proceso.

Compartir