Compartir

Tomás de la Rosa

México, el décimo país más poblado del mundo, será un campo de batalla de la guerra del video por streaming que inició The Walt Disney desde el año pasado con el lanzamiento de Disney+ contra Netflix, Inc. De entrada, la creadora de Mickey Mouse ofrece un descuento equivalente de entre 75% y 80% frente a la tarifa por pantalla de Netflix. Eso, dice un experto, ampliará el escaso número de suscriptores en el país y robará participación de mercado a las salas de cines como Cinépolis y Cinemex.

Con 57.5 millones de clientes desde su lanzamiento, Disney+ cobrará en México 139 pesos por mes, pero como una oferta de lanzamiento (hasta el 16 de noviembre) cobrará mil 359 pesos por un año, lo que equivale a 113 pesos mensuales. 

Esa tarifa permite al comprador usar la plataforma hasta en cuatro pantallas o dispositivos, por lo cual el precio unitario es de 34.8 y 28.3 pesos, respectivamente.

Esos precios representan un descuento de entre 75% y 80% sobre la tarifa de Netflix en México. Su servicio básico es de 139 pesos por mes, con derecho a la visualización del contenido en una pantalla en forma simultánea.

Al respecto, el director y senior partner de la consultora especializada en telecomunicaciones y tecnología, The Competitive Intelligence Unit (The CIU), Gonzalo Rojón, “esa es la forma de entrar. Es la forma de competir en grande ¿Cómo se puede competir contra Netflix? Sacando un buen descuento y ofreciendo más de lo que ya tiene el líder”. 

“Vamos a ver una guerra muy interesante. Netflix no puede reducir precios, pero como Disney ofrece cuatro  pantallas, quizá Netflix las pueda aumentar en su servicio básico. Por eso es bienvenida la competencia”, agregó el consultor.

En México, el servicio de Disney estará disponible a partir del 17 de noviembre. Con la tarifa promocional, tiene el precio más bajo de los cinco grandes. Está por encima de los 69 pesos de Apple TV+, pero los 113 pesos estarán por debajo de los 195 pesos de HBO GO, propiedad del gigante AT&T que es dueño de Warner Media (antes Time Warner) y  DirecTV.

También está por debajo de los 115 pesos de Claro Video (de América Móvil, de Carlos Slim). La tarifa de Prime Video, propiedad del gigante mundial de comercio electrónico y servicios de computación en la nube, Amazon, no están visibles sin registro.

Con el nuevo jugador, el consultor considera vendrán más promociones para “evitar que el cliente salté de empresa a empresa”.

80 por ciento corresponde al descuento de Disney+ frente a la tarifa por pantalla de la plataforma Netflix.

Streaming pegará al cine

En ocho meses, desde el lanzamiento de Disney, la compañía logró 57.8 millones de suscriptores. En México, dice Rojón, incrementará el limitado mercado que a junio pasado tenía 10.2 millones de clientes, de los cuales el 77.2% estaban con Netflix, el 9.0% con Prime Video y con menos de 5.0% cada uno: Claro Video y HBO GO.

›Con las tarifas de entrada del nuevo jugador, dice el consultor, las salas de cine se verán impactadas. La industria de las salas cinematográficas en México vendieron 350 millones de entradas en 2019, por las cuales cobraron poco más de 19 mil millones de pesos (unos 989 millones de dólares). Dicha industria es dominada por dos grandes compañías: Cinépolis y Cinemex.

Con las nuevas tarifas, “pagar un mes de servicio para una plataforma, equivale a una tercera parte de ir al cine con la familia. Con una sola ida, y no al cine VIP”, estimó el ejecutivo de The CIU.

57.5 millones de clientes tiene la plataforma Disney+ desde su lanzamiento en México.

Una limitante del mercado en México, la cual se agravó con la pandemia del coronavirus, es que el consumidor mexicano “no tiene tanto presupuesto como para tener contratadas dos plataformas” o para ir seguido al cine con la familia.

El estratega

Rojón dice que Walt Disney muestra su fortaleza con la estrategia que preparó la empresa para el lanzamiento de Disney. Recordó que el año pasado, con el anuncio del lanzamiento retiró su contenido a Netflix y lo licenció a Prime Video.

“Fueron muy inteligentes porque al pasarlo a Amazon siguen obteniendo rentabilidad por ese contenido. Hicieron crecer al segundo más grande, para que debilitara a su enemigo Netflix” y recientemente, también retiraron su contenido de Prime Video.

Una limitante del mercado en México, la cual se agravó con la pandemia del coronavirus, es que el consumidor mexicano “no tiene tanto presupuesto como para tener contratadas dos plataformas” o para ir al cine en familia.

Compartir