Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Uno de los seis elementos de la Guardia Nacional detenidos por el asesinato de la agricultora Jessica Estrella Silva Zamarripa, tras la toma de la presa La Boquilla, Chihuahua, fue vinculado a proceso por su presunta responsabilidad en el delito de homicidio calificado.

Mientras que los otros cinco agentes de la Guardia nacional enfrentarán cargos por la probable comisión del delito de administración de la justicia.

Entre los cinco agentes señalados por este delito se encuentra un teniente, quien también enfrentará cargos por homicidio en grado de tentativa, perpetrado en contra de Jaime Torres, esposo de Jessica Estrella.

Los agentes fueron detenidos el pasado 27 de octubre al cumplimentarse órdenes de aprehensión contra el personal involucrado.

En ese momento, la Guardia nacional reiteró que no tolerará abusos o usos excesivos de la fuerza por parte de su personal, “normando su actuación en el irrestricto respeto a los derechos humanos”.

El 9 de septiembre, Javier Corral, gobernador de Chihuahua solicitó a la Fiscalía General de la República que, en el ámbito de sus facultades, colaborara con la Fiscalía del estado en la investigación de estos hechos.

Finalmente, la Fiscalía atrajo la investigación el 18 de septiembre. De acuerdo con Alfonso Durazo, entonces titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la atracción se debió a que involucraba a personal federal. CJG

ES DE INTERÉS | 

Compartir